Operación Pirincho. Majul denunció a Beraldi, López, Moyano, De Sousa, Parrilli y Thailade

El periodista detalló una operación que, según denunció, tenía como uno de los objetivos mandarlo a "la cárcel"
El periodista detalló una operación que, según denunció, tenía como uno de los objetivos mandarlo a "la cárcel" Fuente: LA NACION
(0)
23 de agosto de 2020  • 21:02

El periodista Luis Majul denunció ante la Justicia a Carlos Beraldi, abogado de Cristina Kirchner, a los empresarios kirchneristas Cristóbal López y Fabián De Sousa, al senador Oscar Parrilli, al exintegrante de la AFI, Rodolfo Tailhade; a Pablo y Hugo Moyano y su abogado Daniel Llermanos; y al exdirigente kirchnerista Tomás Méndez, por ser presuntamente integrantes de una "asociación ilícita" dedicada a "armar causas" con fines políticos.

Majul, quien amplió la denuncia en su programa La Cornisa, en LN+, aseguró que uno de los objetivos de la operación era mandarlo a "la cárcel".

El periodista explicó que la revelación del "verdadero Pirincho", en referencia a un apodo con el cual el kirchnerismo buscó asociar a Majul con el presunto espionaje ilegal, terminó por desmontar la operación. "Se cayó como un piano desde un séptimo piso", dijo.

"Cristina, Beraldi, Parrilli y Tailhade compraron la solución que les vendió Llermanos", explicó el periodista. Y explicó que el objetivo era "armar una causa para obtener impunidad y venganza, y todo por el mismo precio".

"La afiebrada cabeza de Llermanos descontó que para lograr todo eso necesitaría dos cosas: un juez flojo de papeles, al que pudieran controlar; una causa que se pudiera armar, y una causa que se pudiera armar y les sirviera", agregó, en referencia al magistrado de Lomas de Zamora, Federico Villena. "Cristina lo tenía apuntado, precisamente, por haber autorizado hacer 'tareas de inteligencia' sobre el Instituto Patria y su domicilio particular", agregó.

Majul ubicó el inicio del "operativo Pirincho" en junio de 2020. El 8 de junio, Cristina Fernández de Kirchner fue al juzgado de Villena. "Le habían garantizado que podía contar con el juez", acotó.

La denuncia de Majul demuestra cómo se interlacaban textos de los involucrados en las redes, en sintonía con las presentaciones judiciales.

"Carlos Beraldi no solo es abogado de los Kirchner. También estaría ligado laboralmente con otro abogado involucrado en la operación, Daniel Llermanos. Se trata de la Organización civil Iniciativa Justicia. Ese mismo día (8 de junio) el diputado exdirector de contrainteligencia de la Agencia Federal de Inteligencia Tailhade relaciona [en Twitter] mi nombre y apellido con el apodo de Pirincho, previamente mencionado por Beraldi como el receptor de la información del espionaje ilegal", puntualiza la denuncia.

La estrategia, según la denuncia, era hacer aparecer al periodista como parte de las presuntas maniobras de espionaje ilegal, para presionarlo judicialmente.

Tres días después de apodarlo "Pirincho", Tailhade vuelve a atacar a Majul en Twitter al llamarlo "macrista orgánico y espía inorgánico". Fue en ese momento, según la denuncia, cuando "La organización criminal empezaba a poner en marcha su plan".

"Todos sabían que yo no estaba involucrado en la causa de espionaje ilegal, que no era 'Pirincho' el periodista de América TV que intercambiaba información con los espías, pero instalaron la mentira. De hecho, probamos que Llermanos tenia un trato muy aceitado con los espías sospechados de maniobras de espionaje ilegal y sabía perfectamente que no me conocían. Aunque Llermanos ya había intentado operaciones similares a las aquí denunciadas con Melo y Araque para entorpecer causas y utilizar información del espionaje ilegal. El objetivo: injuriar, coaccionar. Quebrarme emocional y psicológicamente para que deje de investigar y ejercer mi profesión de periodista", concluyó Majul en la denuncia, al cual tuvo acceso LA NACION.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.