Quién era Osvaldo Raffo, el médico legista hallado muerto en su casa hoy

Raffo era considerado el más importante forense vivo de la Argentina
Raffo era considerado el más importante forense vivo de la Argentina
Germán Wille
(0)
18 de marzo de 2019  • 13:30

Osvaldo Hugo Raffo, el médico legista y perito forense que fue encontrado muerto esta mañana con un balazo en la cabeza en su casa de San Martín, era un profesional con un verdadero halo de eminencia, considerado por especialistas en la materia como el más prestigioso y reconocido médico forense con vida de Argentina.

Raffo, de 84 años en el momento de su muerte, se había recibido de médico en la Facultad de Ciencias Médicas de la UBA en el año 1957 y diez años más tarde se graduaría como Médico Legista, en la misma facultad, especialidad a la que le dedicaría el resto de su vida, tanto en la práctica como enseñándola en los claustros universitarios. Era, además, especialista en psiquiatría forense.

Su último peritaje de interés público había sido el que realizó sobre la muerte de Alberto Nisman , en el que llegó a la conclusión de que el fiscal de la causa AMIA había sido asesinado. Pero a lo largo de su vida, este profesional realizó más de 20.000 autopsias, entre ellas las que correspondían a los casos judiciales más resonantes y recordados.

Entre otros causas donde Raffo participó con sus conocimientos profesionales se encuentra el de María Soledad Morales, en Catamarca y del soldado Omar Carrasco, en la provincia de Neuquén. Estuvo también en las autopsias de Alicia Muñiz, la mujer asesinada por Carlos Monzón, Nora Dalmasso, en Córdoba, María Marta García Belsunce, el reportero gráfico José Luis Cabezas, Ángeles Rawson, René Favaloro.

Osvaldo Raffo -en la derecha en la foto- realizó unas 20.000 autopsias en su carrera
Osvaldo Raffo -en la derecha en la foto- realizó unas 20.000 autopsias en su carrera Fuente: Archivo

Entre los puestos oficiales que ocupó en su extensa carrera, en la que dio cientos de charlas y conferencias y presentó innumerables trabajos, se encuentran el de Director de Medicina Legal de la Policía de la Provincia de Buenos Aires y Médico Forense de la Justicia Nacional. Además, era el presidente honorario y vitalició de la Asociación Civil Argentina de Medicina Legal, Ciencias Forenses e Investigación Criminal, entidad que lleva su nombre.

Tuvo además una prolongada carrera docente, ejerciendo en las cátedras de medicina legal de las Universidades de Buenos Aires, El Salvador y la Universidad Nacional de San Martín (Unsam).

Raffo era un entusiasta difusor de su disciplina, tanto para sus colegas como para el público lego. En ese sentido, en 1980 publicó La muerte violenta -reeditado en edición digital en 2016-, un libro que funciona como publicación de cabecera para estudiantes. La intención de este volumen era, en palabras de su autor, "ofrecer a los médicos de policía que actuaban en los pueblos del interior de la provincia de Buenos Aires un manual de bolsillo y de fácil lectura, como orientación básica, aplicable a casos de muertes violentas".

Su cara también era conocida mediáticamente, ya que aparecía frecuentemente en diversos programas televisivos para ofrecer sus puntos de vista sobre los casos en los que había participado y también en otros que requerían su mirada experimentada.

En una entrevista concedida al diario LA NACION en el año 2013, Raffo afirmaba que en su profesión lo había "visto todo", pero que eso no lo convirtió en un ser insensible, ya que todavía lo atormentaban las imágenes de todos los niños asesinados, de todos los crímenes violentos.

En la misma entrevista, el médico forense admitía que de todos los criminales que tuvo que conocer y analizar en su vasta carrera, al que más temor le tuvo fue a Eduardo Robledo Puch, conocido como el Ángel de la Muerte, uno de los criminales seriales más peligrosos de la Argentina.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.