Alberto Fernández en el Vaticano: la comitiva arrancó el día con una misa en la que se elogió a Perón

El arzobispo argentino Marcelo Sánchez Sorondo celebró la misa y en la homilía pidió por el "éxito" de la nueva gestión
El arzobispo argentino Marcelo Sánchez Sorondo celebró la misa y en la homilía pidió por el "éxito" de la nueva gestión Fuente: LA NACION - Crédito: Elisabetta Piqué
Elisabetta Piqué
(0)
31 de enero de 2020  • 10:18

ROMA.- Junto a su comitiva, el presidente Alberto Fernández comenzó hoy su jornada con una misa solemne en la cripta de la Tumba de San Pedro, en el primer subsuelo de la Basílica de San Pedro, de tono y contenido insólitamente peronista. El arzobispo argentino Marcelo Sánchez Sorondo, que celebró la misa, pidió por el "éxito" de la nueva gestión y evocó también un encuentro que tuvo en 1973 en Roma con Juan Domingo Perón, figura que exaltó y consideró "cercana" y "fiel" al papa Francisco.

"Pedimos por el éxito del nuevo presidente, de su nueva misión, tan difícil. Hemos querido celebrar la misa de la reconciliación, que entendemos está en el corazón del Presidente, de los obispos y del Papa", dijo Sánchez Sorondo al principio de la homilía. Frente suyo lo escuchaban, en silencio y muy concentrados, el Presidente, la primera dama, Fabiola Yáñez, el canciller, Felipe Solá, el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz, la ministra de Justicia Marcela Losardo y el Secretario de Culto, Guillermo Oliveri. Todos ellos debieron madrugar para asistir a esta misa, que comenzó a las 8 de la mañana en punto de una jornada gris, pero no fría.

Alberto Fernández y su comitiva arrancaron el día con una misa en la que se elogió a Perón

01:44
Video

El encuentro de 1973

Luego de comentar brevemente el Evangelio del día y sorprendiendo a todos, Sánchez Sorondo pasó a recordar un encuentro con Perón que -según él- tuvo lugar en Roma en marzo de 1973 (pero según los libros de historia fue en noviembre de 1972), cuando le llevó una carta que le enviaba su padre, Marcelo Sánchez Sorondo, político nacionalista católico que en ese momento fue candidato del Frejuli (Frente Justicialista de Liberación), una alianza electoral integrada por el Partido Justicialista y otros menores, que se presentó en las elecciones de marzo y septiembre de 1973, con las candidaturas de Cámpora-Solano Lima y Perón-Perón, respectivamente.

"En este momento no puedo no recordar mi encuentro con Perón. Perón estaba exultante e hizo una oda de la Argentina, habló de las posibilidades del país, de su pueblo, de su territorio, pero nunca se le ocurrió que podía tener un papa argentino y una papa bastante fiel, cercano a él", afirmó Sánchez Sorondo, que con esas palabras provocó murmullos en el pequeño auditorio presente.

Sobre el altar, en medio del silencio, se destacaba una imagen del asesinado padre Mugica
Sobre el altar, en medio del silencio, se destacaba una imagen del asesinado padre Mugica

"Creo que Dios nos está mostrando un camino importante y nos está mostrando que quiere levantar el país, que quiere que la Argentina de una vez por todas se ponga de pie, siguiendo la verdad, el bien, la justicia", siguió. Y destacó que para ello hay que seguir "el programa que tiene el mismo Papa, que son las bienaventuranzas, la felicidad". " Vamos a pedir en esta misa que todos estos signos se puedan cumplir y que nosotros podamos realmente hacer que la Argentina se levante, que sea un país grande, solidario, para el bien del mundo global en este momento en el que hay tantas tensiones y por el gran bien de la paz, el bien más importante", concluyó.

Sobre el altar, en medio del silencio, se destacaba una imagen del asesinado padre Mugica. La celebración siguió, en un clima de gran recogimiento. Vino el intercambio de la paz, momento en el cual toda la comitiva intercambió abrazos y saludó a Sánchez Sorondo. Y a la hora de la comunión, encabezados por Beliz -conocido por ser católico practicante y muy amigo del arzobispo argentino Sánchez Sorondo-, Fernández, su pareja, Fabiola, Solá, Losardo y Oliveri comulgaron, muy serios.

Buenos augurios

Al término de la ceremonia, Sánchez Sorondo invitó a todos a rezar ante la tumba del papa Pablo VI, que queda en el subsuelo, a metros de la de San Pedro. Acto seguido, Fernández y su comitiva agradecieron por la misa al prelado, que a su vez les deseó éxito en su audiencia con el Papa. Luego, tal como preveía la agenda, visitaron la escultura que se levantó hace unos meses en la Plaza de San Pedro para recordar el drama de los refugiados, titulada "Angels Unawares", del artista canadiense Timothy Schmalz.

Alberto Fernández y Fabiola Yañez visitaron la escultura para recordar el drama de los refugiados

00:49
Video

Sánchez Sorondo, que vive en Roma desde hace más de cincuenta años y es canciller de la Pontificia Academia de Ciencias y Ciencias Sociales del Vaticano, desde que asumió Francisco el trono de Pedro, por su voluntad trabaja especialmente con el tema de la trata de personas y las esclavitudes modernas. Fue muy activo en la propagación de la encíclica del Papa, Laudato Sí y suele organizar seminarios en la Pontificia Academia de Ciencias. El próximo, sobre "Nuevas Formas de Solidaridad", el 5 de febrero, será muy importante porque se hablará de deuda y participarán el ministro de Economía, Martín Guzmán y la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, entre otros economistas de renombre, como Joseph Stiglitz (padrino de Guzmán) y Jeffrey Sachs.

En diálogo con LA NACION después de la misa, Sánchez Sorondo detalló que ese encuentro que tuvo con Perón en Roma -según él en marzo de 1973, pero según historiadores y el propio Alberto Fernández, ocurrió en noviembre de 1972-, fue en el Hotel Excelsior de Roma, en la Via Veneto, el mismo al que solía ir el expresidente Carlos Menem.

Entre la comitiva, no hubo quien no hiciera comentarios sobre el sermón "peronista" de Sánchez Sorondo. Y recordaron que también Perón, como ellos, estuvo en una misa solemne en la cripta de la Basílica de San Pedro, al lado de la Tumba de San Pedro, cuando no había aún papa argentino.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.