Será ley la reforma de la carta orgánica del Banco Central

Marcó del Pont dijo que "hoy es negativo el nivel de las reservas de libre disponibilidad"
Gustavo Ybarra
(0)
21 de marzo de 2012  

La presidenta del Banco Central (BCRA), Mercedes Marcó del Pont, admitió ayer que "el nivel de reservas de libre disponibilidad es negativo" y eludió dar precisiones sobre la cantidad de reservas necesarias para mantener la estabilidad económica, al defender en el Senado el proyecto de ley que modifica la carta orgánica de la entidad que le permitirá al Poder Ejecutivo disponer de una mayor cantidad de fondos para financiar sus políticas.

La iniciativa, que cuenta con la aprobación de la Cámara de Diputados, será discutida hoy en el Senado, en una sesión prevista para las 12 y que también incluye el debate del proyecto de ley por el cual la administración de Cristina Kirchner pretende traspasarle a la Ciudad de Buenos Aires la responsabilidad sobre la red de subterráneos y 33 líneas de colectivos.

La definición más fuerte de las casi tres horas que Marcó del Pont expuso ante los senadores surgió, aunque resulte paradójico, luego de que el ultrakirchnerista José Mayans (Formosa) intentara ayudar a la titular del Central, que era asediada por legisladores de la oposición para que diera una cifra precisa acerca del nivel de reservas que considera óptimo para garantizar la estabilidad económica.

"¿Cuáles son hoy las reservas de libre disponibilidad?", preguntó el senador en el plenario de las comisiones de Economía Nacional e Inversión y de Presupuesto y Hacienda. "Hoy, el nivel de reservas de libre disponibilidad es negativo", respondió la funcionaria. Si bien la información ya se conocía, fue la primera vez que la presidenta del BCRA lo dijo en público.

Los segundos de silencio que siguieron parecieron eternos para los senadores oficialistas. Antes de la gaffe, Marcó del Pont había realizado, sin demasiados contratiempos, una cerrada defensa de la iniciativa, haciendo especial hincapié en contraponer la política oficial de usar al Banco Central para financiar políticas activas con la "visión neoliberal" de los años 90, según la cual la base monetaria debe estar respaldada por las reservas. "La idea de que los bancos centrales no pueden financiar a los tesoros, que esto genera inflación, es una visión sesgada del pensamiento neoliberal, que vino de la mano de la declinación del Estado", afirmó.

La economista también defendió la decisión de obligar a los bancos a mantener en metálico y depositados en el BCRA sus encajes, una medida que le asegurará a la entidad la tenencia de efectivo en sus arcas ante cualquier reclamo del poder político.

"Lo hacemos porque no podemos saber cuánto dinero hay en el sistema", explicó. "Cuando el Estado se retira y ese lugar lo ocupan los privados, las ganancias quedan en manos de la intermediación financiera", expresó para defender la potestad de orientar el crédito que el proyecto le adjudica al Central.

Marcó del Pont precisó que en la actualidad las reservas del Central son de US$ 47.000 millones, pero a pesar de la insistencia de los senadores de la oposición se negó a precisar cuál es el nivel óptimo para mantener estable la economía.

"Lo estamos trabajando, no lo tenemos todavía", fue una de sus respuestas. "El nivel de reservas óptimo es aquel que permita soportar cualquier corrida contra el peso", sostuvo ante otra pregunta.

En otro momento, la presidenta del Central dijo que durante 2011 se fugaron US$ 21.000 millones, pero no pudo precisar el monto total de capitales que salieron del país desde la llegada del kirchnerismo al poder. "Es un número enorme que en otras épocas nos hubiera llevado puestos", sentenció.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.