Tras la caída de Reposo, la oposición empieza a analizar el currículum de Gils Carbó

Los senadores radicales Naidenoff y Morales, y los diputados Ocaña, Ferrari y Garrido opinaron sobre la sucesora del fallido candidato a procurador; coincidieron en diferenciarla del síndico
Los senadores radicales Naidenoff y Morales, y los diputados Ocaña, Ferrari y Garrido opinaron sobre la sucesora del fallido candidato a procurador; coincidieron en diferenciarla del síndico
(0)
8 de junio de 2012  • 10:56

Tras el paso al costado de Daniel Reposo como candidato a procurador de la Nación, la oposición ya puso la lupa sobre Alejandra Gils Carbó, la nueva postulante que presentó la Casa Rosada para ser jefa de los fiscales.

Mientras algunos legisladores adujeron no conocer a Gils Carbó, otros reconocieron su experiencia en el ámbito jurídico, ya que se desempeñó como prosecretaria letrada de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial y como secretaria del Juzgado Nacional de Primera Instancia en lo Comercial 8.

"Me tocó compartir investigaciones con la doctora Gils Carbó y es una persona que tiene antecedentes y trayectoria", afirmó el diputado Manuel Garrido.

El ex fiscal añadió que Gils Carbó "es una persona que asumió [la conducción de] causas complicadas" y pese a la que calificó de "muy buena candidata", alertó en que tendrá que investigar nuevamente "el mecanismo de consulta pública" de la postulante.

"No conozco a Gils Carbó", dijo por su parte el senador radical Gerardo Morales, que coincidió en esa postura con el senador, también de la UCR, Luis Naidenoff. El centenario partido tomará un postura uniforme al respecto luego de una reunión del comité nacional que se concretará hoy.

A su vez, desde le peronismo cercano a Francisco De Narváez, el diputado Gustavo Ferrari opinó: "No puede decirse que [Gils Carbó] no tenga experiencia en el ámbito judicial. No va a generar el rechazo que pudo haber generado Resposo".

Además, Ferrari juzgó la nueva postulación como "alguna intención política por parte del Gobierno en designar a alguien que trabajó en casos resonantes".

"Reposo, que repose en paz", bromeó la diputada nacional Graciela Ocaña a través de un comunicado de prensa. "No debemos olvidar que todo comenzó con las denuncias contra el vicepresidente por negociaciones incompatibles con la función pública en el caso Ciccone", precisó Ocaña, quien fue ministra de Salud y titular del PAMI en las gestiones kirchneristas.

El currículum de Gils Carbó

Según consta en el curriculum vitae que distribuyó prensa de Presidencia, y al que tuvo acceso LA NACION, Gils Carbó ejerció la abogacía en forma privada de 1982 a 1987, es decir, en la primera etapa de su carrera profesional.

Es autora del libro "Régimen legal de las bases de datos y Habeas Data", publicado en 2001 y colaboró en los libros "Manual para fortalecimiento de Consejos Directivos de Organizaciones sin fines de lucro" y "Los Derechos Humanos en la Jurisprudencia de la Corte".

Como docente, la postulante a jefe de fiscales fue adjunta de la cátedra "Derecho Comercial I" de Helio Guerrero, en el período 1987-1989 y fue profesora en la Universidad de Belgrano en la cátedra "Papeles de Comercio y Ejecuciones Colectivas", entre 1991 y 1999, entre otros cargos académicos.

Gils Carbó nunca sintió temor en embestir contra poderosas empresas desde que asumió a su cargo como fiscal general de la mano de Néstor Kirchner. En 2005, se opuso a la reestructuración de la deuda de Cablevisión, del Grupo Clarín, e intentó frenar el acuerdo preventivo de acreedores (APE), pero no lo logró. Sus actuaciones más recientes pusieron en la mira a Techint y a Papel Prensa.

La Cámara Comercial le dio la razón a Papel Prensa y, en 2009, Gils Carbó comenzó un enfrentamiento con todos los integrantes del tribunal de apelaciones, que en dos plenarios de todas sus salas decidió pedir sanciones contra ella.

Gils Carbó formuló una denuncia ante su entonces jefe, Righi, quien a su vez denunció a los camaristas ante la Corte y el Consejo.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.