El mensaje del arzobispo de Salta a Macri: "Llévate el rostro de la pobreza"

El mensaje del arzobispo de Salta a Macri: "Llévate el rostro de la pobreza"
El mensaje del arzobispo de Salta a Macri: "Llévate el rostro de la pobreza" Fuente: LA NACION - Crédito: Javier Corbalán
Gabriela Origlia
(0)
15 de septiembre de 2019  • 10:27

SALTA.- "Mauricio has hablado de la pobreza, llévate el rostro de la pobreza", le dijo el arzobispo de Salta, Mario Cargnello, al presidente Mauricio Macri, en el marco de la última misa de la Fiesta del Milagro, en Salta. La presencia del mandatario generó polémica en la Iglesia local.

Acompañado por su esposa, Juliana Awada, el jefe del Estado llegó por la calle lateral de la Catedral y fue recibido con cánticos de "sí, se puede" por parte de un un grupo de vecinos. Macri se ubicó al lado del gobernador Urtubey y su esposa, Isabel Macedo, quienes habían llegado minutos antes.

"Quiero agradecer la presencia del señor Presidente. Así como hemos palpitado el sentido de la iglesia, él es el signo de la patria. Quiero decirle lo siguiente: usted le dijo a todos los argentinos que se había sentido golpeado y en el clima de ese golpe, voy a hablar de corazón a corazón, quiso venir aquí. Ha venido a un buen lugar, a encontrarse con el Señor. Y Dios no hace las cosas mágicamente, sino que transforma el corazón y provoca la libertad".

"Y lo que voy a decir vale para todos. Aquí tenemos también un candidato a vicepresidente, que es nuestro Juan Manuel [Urtubey]; dos candidatos a gobernador; el señor intendente; el señor vicegobernador. Cuando empezó usted dijo 'voy a luchar por la pobreza cero'. ¿Qué puede decir Salta ahora? Le da rostros a la pobreza", continuó.

El arzobispo de Salta repasó: "Cuando veía a los mineros, que trabajan horas y horas en situaciones de inclemencia para darle riqueza a la república... Recordar una cosa que decía y vale para todos: los pobres no son una molestia, son una oportunidad. Los pobres son maestros".

Así llegó Macri

Y cerró: "Por eso, Mauricio has hablado de la pobreza, llévate el rostro de los pobres. Son dignos, son argentinos y son respetuosos; merecen que nos pongamos de rodillas delante de ellos. Vale para todos, hermano. Nada más, gracias".

Cuando el Obispo le agradeció a Macri su presencia hubo un respetuoso aplauso de los fieles. Después de la misa el Presidente conversó con los integrantes de la curia en un "ambiente amable y cálido", según fuentes de la Rosada.

Las mismas fuentes agregaron que más tarde Cargnello le indicó por mensaje a Macri que le habló "desde el afecto sincero, desde el respeto y la confianza" y que le pidió que "no afloje. Estamos contentos por lo que vivimos en unidad. Mucha gente lo quiere". Y le mandó saludos a Awada.

Después de conocer la Catedral y probar unas empanadas salteñas Macri emprendió la salida; se había juntado más gente para despedirlo y aplaudirlo. Salió por la parte de atrás de la curia.

"El Presidente me dijo que está muy contento por haber participado de esta celebración, que es un reflejo de la cultura y la religiosidad de Salta y del noroeste argentino. La vivió con mucha devoción y quedó conmovido por la cálida recepción de los fieles", dijo a LA NACION el secretario de Culto Aldo Abriani quien fue parte de los visitantes junto al senador Esteban Bullrich.

El Presidente fue invitado por el arzobispo pero su presencia abrió una grieta en la iglesia salteña. El presbítero Raúl Méndez salió al cruce y recomendó que el mandatario "nos deje tranquilos" y se dedique a "resolver los graves problemas en que nos embarcó".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.