Sobreseyeron a Ricardo Echegaray por enriquecimiento ilícito

El juez Rodolfo Canicoba Corral entendió en su fallo que "no hay elementos concretos para cuestionar la situación patrimonial"
El juez Rodolfo Canicoba Corral entendió en su fallo que "no hay elementos concretos para cuestionar la situación patrimonial" Fuente: Archivo
Iván Ruiz
(0)
29 de febrero de 2020  • 18:22

El extitular de la AFIP Ricardo Echegaray fue sobreseído en la causa judicial que investigaba su enriquecimiento ilícito, un expediente que se inició después de un polémico viaje del funcionario a Río de Janeiro en 2013.

El juez Rodolfo Canicoba Corral entendió en su fallo que "no hay elementos concretos para cuestionar la situación patrimonial" del exfuncionario kirchnerista, una decisión que ya fue apelada por la Oficina Anticorrupción (OA), el organismo que ahora está dirigido por el fiscal Félix Crous.

"Nada se pudo concluir de la totalidad de la prueba colectada, que incluye declaraciones juradas, escrituras públicas, movimientos bancarios, gastos de tarjetas de crédito y pólizas de seguro, sumado a la cantidad de años de investigación y la búsqueda de datos a través de los consumos y gastos perpetrados por Echegaray", concluyó Canicoba Corral en su escrito.

La OA, sin embargo, consideró que el sobreseimiento dictado por el juez fue "prematuro", porque faltaba conocer el resultado de una medida de prueba "esencial": un peritaje contable sobre los bienes del exfuncionario que fue ordenado por el magistrado en dicho expediente, pero que lleva cinco años de demora.

La OA pidió, en su apelación, que se intime al Cuerpo de Peritos de la Corte Suprema para que entregue el informe y que se analice esa nueva prueba antes de dictar el sobreseimiento a Echegaray.

El juez había hecho mención a las demoras del peritaje durante el fallo. El estudio había sido ordenado en 2015 y el cuerpo de peritos -asegura el magistrado- le remitió una nota en octubre de 2017 para notificar que el estudio ingresaba en su fase final. Pero, finalmente, el peritaje nunca llegó al expediente.

"Se interpreta que, como el peritaje tarda, esto aparece como evidencia de la falta de enriquecimiento [de Echegaray]. La convicción que genera el juez de que nada se pudo concluir para cuestionar la situación patrimonial de Echegaray aparece como una suposición que aún no tiene sustento fáctico", replicó la OA, en su apelación.

La Cámara Federal, entonces, deberá resolver si confirma el sobreseimiento dictado por el juez o decide alguna modificación en el transcurso del expediente.

La denuncia original aseguraba que en el período 2004-2009, cuando Echegaray se desempeñó como titular de la Aduana y, también, como jefe de la AFIP, su patrimonio había crecido un 2500 por ciento. Tres meses antes de la denuncia, a fines de 2013, el funcionario había quedado bajo la lupa después de un viaje a Río de Janeiro para pasar fin de año con su familia y amigos.

Cuando dejó la función pública, a fines de 2015, los bienes de Echegaray sumaban $7,6 millones, según constaba en su declaración jurada. Declaró una casa en el country Talar del Lago I, un departamento en Punta del Este, otro en la Capital, dos embarcaciones y depósitos bancarios. Sus ingresos anuales en 2015 eran superiores a las $6 millones.

El regreso

Después de haber sido suspendido en la AFIP durante la gestión de Mauricio Macri, Echegaray volvió hace un mes a trabajar en el organismo. Ya no tiene el despacho del administrador; trabaja en una oficina del organismo dentro de la planta de Ford, cerca de su casa.

Mientras vuelve al ruedo, Echegaray disfrutó este mes de distintos agasajos que organizan compañeros suyos de la AFIP para celebrar su regreso, lo que motiva los rumores sobre sus intenciones de volver a conducir el organismo.

Tal como publicó LA NACION, durante una de esas cenas el exfuncionario ensayó un discurso en el que incluyó una advertencia para la actual conducción: "Espero que en la organización se den cuenta cómo fue todo este armado [del macrismo] y en los próximos tiempos que tocan no me persigan tanto. Pero, bueno, eso lo tienen que resolver los que dan los poderes".

Mientras vuelve a ganar protagonismo en la AFIP, Echegaray todavía enfrenta en la Justicia el juicio oral por la causa conocida como Oil Combustibles, acusado del delito de defraudación al Estado, junto a los empresarios Cristóbal López y Fabián de Sousa. El año pasado ya había sido absuelto en la causa, en la cual se lo investigó por violación de secreto y falso testimonio, en perjuicio del exministro de Hacienda Alfonso Prat-Gay.

El extitular de la AFIP se encuentra procesado en el caso conocido como Ciccone II. Está acusado de violación de los deberes de funcionario público, aunque la Cámara Federal le encomendó al juez Ariel Lijo seguir investigando el rol de Echegaray por las gestiones tendientes para brindar un plan de pagos ilegal para la apropiación de la empresa que imprimía los billetes.

Por: Iván Ruiz

Conforme a los criterios de

Más información

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.