Tras un maratónico debate, el Senado transformó en ley el presupuesto del año próximo