Un edificio de la ex-ESMA lleva ahora el nombre de Alfonsín

Avruj, Ricardo Alfonsín, Frigerio y Garavano, en el predio de la ex-ESMA
Avruj, Ricardo Alfonsín, Frigerio y Garavano, en el predio de la ex-ESMA Crédito: Min. del Interior
Garavano evocó al expresidente radical, a 36 años de la recuperación de la democracia; allí se mudará el Ministerio de Justicia
(0)
31 de octubre de 2019  

Al cumplirse 36 años del histórico triunfo electoral de 1983 que marcó la recuperación de la democracia, el Gobierno impuso el nombre de Presidente Raúl Alfonsín a uno de los edificios del predio de la ex-ESMA donde tenían su sede el casino de aspirantes y la cantina de la emblemática sede que perteneció a la Armada. En ese lugar funcionó durante la dictadura militar un centro clandestino de detención, y el homenaje a Alfonsín constituyó el primer paso para la futura instalación del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos.

"Hace 36 años, el presidente Alfonsín fue el primero en hablarnos del imperativo ético de construir una democracia estable, solidaria, participativa, eficaz y en la diversidad. Democracia para siempre", expresó el ministro de Justicia, Germán Garavano, al encabezar el homenaje.

Lo acompañaron el exdiputado nacional Ricardo Alfonsín, hijo del recordado presidente -fallecido en 2009-; el secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, y los ex camaristas Ricardo Gil Lavedra, León Carlos Arslanian y Jorge Valerga Aráoz, que integraron el tribunal que juzgó a las juntas militares por la represión ilegal. También estuvieron Mario Sabato -hijo del escritor Ernesto Sabato, que presidió la Conadep-, Romualdo Goyeneche Argibay y Susana Medina de Rizzo.

"Los argentinos nos merecemos un edificio del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos que simbolice los valores fundamentales que como sociedad compartimos", agregó Garavano.

Consideró que el acto constituía "un hito muy importante", al destacar que "por primera vez el Ministerio de Justicia va a tener un edificio representativo, en un lugar que debe convertirse en un centro cívico que permita no olvidar nunca lo que pasó y exaltar el valor de la justicia como lo ha hecho Alfonsín, con un fuerte respeto por los derechos humanos".

"Esto tiene que ser -señaló el ministro de Justicia- una política de Estado y es un paso muy importante para las futuras generaciones".

Ricardo Alfonsín agradeció al presidente Mauricio Macri y al ministro de Justicia por el homenaje y destacó que "este reconocimiento a la figura de Raúl Alfonsín es también un reconocimiento al conjunto del pueblo argentino". Explicó, al respecto, que "hubiera sido imposible el Juicio a las Juntas y terminar con el horror si no hubiera existido el compromiso colectivo de la sociedad y de las fuerzas políticas y sociales que estaban dispuestas a poner fin a las dictaduras militares en el país".

El Ministerio de Justicia ocupará el edificio número 11 del predio de la ex-ESMA, que reúne otras dependencias oficiales y de organizaciones dedicadas a la defensa de los derechos humanos.

La obra comprende la recuperación y puesta en valor de un pabellón construido en la década de 1930 y remodelado en los años 60. Ocupa una superficie de 7450 metros cuadrados y albergará unos 380 puestos de trabajo, un comedor y una sala auditorio.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.