Un grupo de jueces conforma un foro bajo la guía del Papa

Gallardo, Sánchez Sorondo y Balbín
Gallardo, Sánchez Sorondo y Balbín Crédito: Ijudicial
Se presentó en la Facultad de Derecho el capítulo argentino de una iniciativa surgida en el Vaticano
Iván Ruiz
(0)
11 de septiembre de 2019  

La "Justicia franciscana", una Justicia con un carácter más social impulsada por el papa Francisco, tuvo ayer su presentación formal en la Argentina. Más de una decena de jueces y otros referentes del Derecho participaron del lanzamiento del capítulo argentino del Comité Panamericano de Jueces por los Derechos Sociales y la Doctrina Franciscana, una iniciativa creada por el Vaticano hace tres meses y que tuvo ayer su desembarco oficial en la Argentina.

Eugenio Zaffaroni, con saco beige, se sentó en la primera fila en la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires (UBA) para escuchar a los oradores. A pesar del ambiente formal, algún joven se animó a pedirle una selfie al exministro de la Corte Suprema, que prefirió mantener el perfil bajo ante la consulta de los medios. A su lado se sentó la camarista Ana María Figueroa, la única representante de Comodoro Py en el encuentro que convocó a unas 150 personas.

Los jueces presenciaron la oficialización de la Justicia franciscana en la Argentina. Ante la mirada del arzobispo Marcelo Sánchez Sorondo, canciller de la Pontificia Academia de las Ciencias, el juez Carlos Balbín (exprocurador del Tesoro de la Nación) asumió como flamante coordinador del capítulo argentino, y el juez porteño Roberto Gallardo fue nombrado presidente del Comité Panamericano de la iniciativa impulsada directamente por la Santa Sede.

Gallardo comenzó su intervención con la lectura de un correo electrónico que le había enviado Francisco, la primera de las reiteradas citas al máximo referente del catolicismo. La iniciativa de la Justicia franciscana hace especial hincapié en los conceptos escritos por el Papa en la encíclica Laudato si', que focaliza sobre los derechos sociales y el respeto por los recursos naturales.

El juez Gallardo parafraseó a Jorge Luis Borges, sobre los amores y los espantos. "Hay cosas muy básicas en las que tenemos que coincidir; el resto solo sirve para separarnos: amar al pueblo, respetar a la naturaleza y amar a la tierra". Y también citó al obispo Enrique Angelelli (asesinado por la dictadura militar) al reclamar que los jueces tengan "un oído en el pueblo y otro en la Constitución".

"Francisco nos convocó para que repensemos el derecho. No tenemos que confundir un papel, un expediente, de la persona que está detrás", remarcó Gallardo.

Con el impulso del papa Francisco, en junio pasado se realizó en el Vaticano una cumbre panamericana de jueces, a la que asistieron decenas de magistrados de distintos países de la región. Entre los argentinos sobresalió la presencia del exministro Zaffaroni, quien encabezó la delegación local, pero también estuvieron la presidenta del Tribunal Superior de Justicia de la ciudad de Buenos Aires, Inés Weinberg de Roca, y la jueza porteña Elena Liberatore, junto con colegas de Estados Unidos, Brasil, México, Colombia y Paraguay.

"No hay democracia con hambre, no hay desarrollo con pobreza, no hay justicia en la desigualdad", había dicho Francisco durante ese encuentro, palabras que resumen los lineamientos fundacionales de esa nueva iniciativa.

Sin connotaciones políticas

El cierre del encuentro en la Facultad de Derecho estuvo a cargo de Balbín, quien aclaró que esta convocatoria no tiene connotaciones políticas dentro de la Justicia. "No convocamos a los jueces por su ideología, sino para que contribuyan a un país más igualitario", dijo, tras lo cual hizo foco en la necesidad de una Justicia más social. "No es posible construir derechos sociales sin pensar en los derechos económicos, porque lo que estamos discutiendo es si las reglas las pone el Estado o las impone el mercado", señaló.

A pesar de que muchos jueces no asistieron, hubo mensajes de Cristina Caamaño, presidenta de la agrupación Justicia Legítima cercana al kirchnerismo, pero también de otros magistrados como Sebastián Casanello.

El arzobispo Sánchez Sorondo aclaró que esta será la primera escala de una iniciativa que tiene como objetivo expandirse en el país y en la región. Habrá reuniones en noviembre y en diciembre en Brasil y Perú, respectivamente, para inaugurar los capítulos de esos países. Pero también ya preparan un encuentro nacional de jueces para marzo, por realizarse en Puerto Iguazú, donde esperan una presencia más amplia y diversa.

Por: Iván Ruiz
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.