Un exladero de Ricardo Echegaray en la AFIP irá a juicio por cobrar coimas a contribuyentes

La Cámara Federal de Salta confirmó el procesamiento de Resnick Brenner, ex jefe de gabinete del funcionario kirchnerista en el ente recaudador
La Cámara Federal de Salta confirmó el procesamiento de Resnick Brenner, ex jefe de gabinete del funcionario kirchnerista en el ente recaudador Fuente: Archivo
Hugo Alconada Mon
(0)
25 de septiembre de 2019  • 11:53

La Cámara Federal de Salta confirmó el procesamiento de uno de los exfuncionarios más cercanos y de mayor confianza de Ricardo Echegaray en la Administración Federal de Ingresos Públicos ( AFIP) tras concluir que hay pruebas para estimar que defraudó al Estado mientras les cobraba coimas a contribuyentes para mejorar su situación tributaria.

El exjefe de Gabinete de Asesores de Echegaray, Resnick Brenner, quedó así a un paso de afrontar un nuevo juicio oral tras el "caso Ciccone". Esta vez lo haría junto a otro funcionario de la AFIP, Nicolás Fili, y a un empresario y un contador acusados de haberles pagado sobornos, Pablo Haddad y Federico Guijarro Jiménez.

Condenado a tres años de prisión en suspenso como partícipe necesario en negociaciones incompatibles con la función pública en el "caso Ciccone", Resnick Brenner esperará en libertad el inicio de este nuevo juicio oral, ya que la Cámara Federal salteña lo excarceló en julio de este año, cuando el otrora lugarteniente de Echegaray ya había pasado cerca de ocho meses detenido.

La investigación comenzó a partir de la denuncia que radicó su reemplazante como director regional de la AFIP en Salta, Guillermo Oro, como así también debido a los indicios que surgieron de las escuchas telefónicas ordenadas por la Justicia en otro expediente penal que tiene como protagonista al exjugador de rugby Serafín Dengra.

Oro denunció a Resnick Brenner tras recibir el reclamo de un contribuyente, Freddy Rosario Tejerina, quien afirmó que el exdirector regional de la AFIP en Salta recurrió a Fili para pedirle $ 1,5 millón a mediados de 2015 a cambio de solucionar los problemas fiscales de sus empresas.

Según quedó volcado en un acta labrada en la AFIP, Tejerina aceptó ese pedido de coima, pero pidió pagarla en cuotas. Por eso cumplió con los dos primeros pagos de $500.000 en agosto y noviembre de 2015, lo que provocó que el organismo no le enviara más requerimientos y levantara el bloqueo tributario de una de sus empresas.

Sin embargo, Tejerina no efectivizó el último pago de la coima porque Fili le comunicó en febrero de 2016 que Resnick Brenner había dejado de ser el director regional de la AFIP en Salta y "ya no podía ofrecer protección", por lo que el empresario se presentó ante las nuevas autoridades regionales para contarles lo ocurrido.

Resnick Brenner había llegado a la AFIP de la mano de Echegaray. Abogados ambos, se conocieron en el club Hindú y Echegaray lo llevó como su jefe de Gabinete de Asesores, aunque el rol de Resnick Brenner fue más diversificado. Su nombre comenzó a aparecer en varios episodios controvertidos, Entre ellos, el reparto de subsidios truchos a feedlots inexistentes en la Oncca y el "caso Ciccone", escándalo que llevó a Echegaray a trasladarlo lejos de Buenos Aires, con uno de los mejores salarios de la AFIP.

En Salta, según reconstruyó la investigación judicial, Resnick Brenner habría repetido la misma maniobra delictiva que denunció Tejerina con el empresario Pablo Haddad y su contador, Guijarro Jiménez, quienes también recurrieron a Fili como nexo para pagar una coima por $ 1,2 millón en septiembre de 2015 a cambio de "arreglar" los problemas fiscales de la Minera Santa Rita. Y así fue, según remarcó la Cámara Federal: "El recurso [administrativo] se resolvió sin objeciones, siendo la resolución firmada por Resnick Brenner".

Testimonios que se acumulan

Pero allí no se acabaron los testimonios contra Resnick Brenner. El propietario de un campo, Paul Vuillermet, también acusó al exladero de Echegaray de pedirle $ 1 millón "para solucionar la causa iniciada en su contra por el delito de trata de personas" en el Juzgado federal a cargo del entonces juez Raúl Reynoso, quien terminaría condenado a 13 años de prisión por favorecer con sus fallos a narcotraficantes detenidos.

A estas denuncias se sumaron también las de Guillermo Lavín y Juan Cantero. El primero afirmó que Resnick Brenner, Fili y Marcelo Herrera le ofrecieron constituir "una empresa que sería beneficiada con créditos fiscales y una actuación libre de controles e inspecciones de AFIP". El segundo contó que desde la Regional Salta le inventaron una deuda por $ 4,5 millones para después sugerirle "que podían arreglar para achicar el monto".

Ante esas denuncias y los testimonios de algunos empleados y funcionarios de esa regional de la AFIP, Resnick Brenner se negó primero a declarar y, ya procesado, negó las acusaciones. Por el contrario, afirmó que la declaración de Tejerina estaba "armada o guiada" y que "nunca recibió dinero para que se resuelva [una fiscalización] en determinado sentido".

Sin embargo, la Cámara Federal arribó a otra conclusión preliminar. Estimó que sí hay pruebas suficientes para sospechar que Resnick Brenner habría cometido los delitos de defraudación a la administración pública, cohecho y concusión, y confirmó un embargo en su contra por $ 16 millones.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.