Uñac logró la reelección en San Juan y pidió la unidad del peronismo

Uñac, anoche, en la sede del PJ sanjuanino junto al vicegobernador Roberto Gattoni
Uñac, anoche, en la sede del PJ sanjuanino junto al vicegobernador Roberto Gattoni Fuente: Télam
El gobernador sugirió tomar como "modelo" el acuerdo que el kirchnerismo y el PJ lograron en la provincia
Lucrecia Bullrich
(0)
3 de junio de 2019  

En una elección sin sorpresas ni sobresaltos, el actual gobernador de San Juan, el peronista Sergio Uñac, consiguió ayer su reelección con una victoria contundente y gobernará la provincia hasta 2023.

Con el 98,33% de las mesas escrutadas, Uñac obtuvo el 55,8% de los votos y el candidato del Frente Con Vos, Marcelo Orrego, el 33,87%. Tercero quedó Martín Turcumán, del Frente San Juan Primero, con 3,98% de los sufragios.

"En San Juan hemos conformado un frente sobre el concepto de unidad, sobre la idea de que podemos pensar no todos de la misma manera, pero trabajar juntos", celebró Uñac pasadas las 21.30.

Como ya había hecho más temprano, llamó a tomar la unidad lograda en San Juan como "modelo" para replicar a nivel nacional. "Si de algo sirve lo que hemos hecho en San Juan lo ofrezco para que a nivel nacional discutamos en términos más amplios, no solo nombres, sino proyectos", concluyó.

Orrego había reconocido la derrota minutos antes. "Quiero agradecerle a cada sanjuanino que ha confiado en nosotros", dijo. Y completó: "El resultado ha superado nuestras expectativas. Ser la primera fuerza opositora es una gran responsabilidad".

Al menos hasta el cierre de esta edición, los números confirmaban que Orrego acortaba apenas la distancia con Uñac respecto de las PASO, cuando el gobernador sacó 55,74 puntos y Orrego, 32,18.

Ayer también se eligieron 19 intendentes, 17 diputados proporcionales, 19 diputados departamentales y 131 concejales.

Durante buena parte del día corrió con fuerza la versión de que Alberto Fernández podría llegar a la provincia para saludar a Uñac, pero finalmente no hubo visita. "[Alberto] Tiene un proyecto importante de país", dijo anoche el gobernador reelecto, que elogió a Massa y le pidió en público que se suma a la "amplia convocatoria" del PJ.

Aun sin presencias nacionales, Uñac aprovechó cada aparición pública -por la mañana, cuando recibió a periodistas en su casa, y más tarde, cuando votó en el departamento de Pocito, del que fue intendente durante ocho años- para postular a San Juan como el "ejemplo de unidad" que podría (y debería) ser imitado a nivel nacional.

"Si de la mano de la unidad logramos un buen resultado, sería muy necio no buscar la unidad a nivel nacional", dijo temprano.

Por las fechas de su calendario electoral -el cierre de listas fue a fines de enero-, San Juan fue de las primeras provincias en buscar y lograr un acuerdo entre kirchneristas y peronistas para unificar la oferta opositora.

El triunfo de Uñac alargó la lista de derrotas del gobierno de Mauricio Macri en elecciones provinciales, más allá de que la Casa Rosada insista en que los resultados deben leerse en clave provincial y no nacional. El de San Juan es el undécimo revés para Cambiemos en lo que va de este año electoral, en el que 19 gobernadores decidieron despegar sus elecciones de la nacional.

Cambiemos integra el opositor Frente Con Vos, que postuló a Orrego y que ayer quedó segundo, lejos del oficialista Frente Todos. El rival de Uñac es además delfín del senador nacional Roberto Basualdo, que integra el bloque de Cambiemos.

Los tres grados bajo cero con los que amaneció buena parte de la provincia hicieron temer por el nivel de la participación en el comicio.

Con Cristina

Desde el cierre de listas en San Juan, Uñac procuró mantenerse al margen del debate por la reconstrucción del peronismo a nivel nacional. O no tanto. Por un lado, fue de los primeros en fogonear la candidatura presidencial Roberto Lavagna (hasta se habló de la posibilidad de que lo acompañara en una eventual fórmula) y, por otro, aceitó sus contactos con Máximo Kirchner y con los intendentes del conurbano bonaerense, cuando los barones ya habían vuelto a buscar cobijo en Cristina Kirchner. Además, evitó todas las reuniones que la mayoría de los gobernadores peronistas mantuvieron con los dirigentes de Alternativa Federal.

Así, transitó la primera mitad del año. Sin definirse. Hasta hace dos semanas, cuando fue de los primeros gobernadores que saludaron la fórmula Fernández-Fernández. La semana pasada avanzó otro paso y elogió la "actitud de grandeza" de Cristina de postularse a la vicepresidencia y cederle el primer lugar a Alberto Fernández.

Además, a partir del triunfo de ayer, Uñac no solo se aseguró otros cuatro años al frente de su provincia. También se consolidó como uno de los dirigentes peronistas con perfil y antecedentes suficientes para dar el salto a la Nación. Joven (tiene 49 años), de buena gestión y avalado por un aluvión de votos, integra desde ayer, ahora con credenciales renovadas, el grupo de dirigentes peronistas que ya piensan en 2023. Aun cuando la disputa por el poder a partir del próximo 10 de diciembre esté abierta y plagada de indefiniciones.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.