Unidos y Organizados moderó las críticas y prepara su propia marcha