Four Seasons. Carmelo crece y se diferencia