Oficinas versátiles y tecnológicas

Inversión de 60 millones de pesos en el desarrollo de nuevos espacios para la empresa de la página web MercadoLibre
Javier Reyes
(0)
2 de mayo de 2011  

Contract, empresa argentina dedicada a la arquitectura corporativa, realizó el diseño y la construcción de las nuevas oficinas de la firma MercadoLibre en el edificio Intecons, en Saavedra. El proyecto incluyó las últimas tendencias de espacios de trabajo basadas en el concepto open office, con desjerarquización de puestos laborales, áreas flexibles de usos múltiples, propuestas sustentables y racionalización de la energía.

La obra se desarrolló sobre 5300 m2 distribuidos en cinco pisos para albergar a 520 empleados en un plazo de 90 días. En total se invirtieron 60 millones de pesos.

La compañía de arquitectura implementó un programa integral que incluyó el relevamiento físico del espacio, sus necesidades, el diseño del área laboral, el proyecto arquitectónico, el gerenciamiento y la dirección de la obra y la logística de la mudanza.

"Las empresas de Internet como MercadoLibre son las que marcan tendencia en cuanto a las nuevas formas de trabajo. En estas oficinas se vislumbra cómo serán los espacios laborales en el futuro, con áreas multiuso, alternativas para reuniones informales y zonas lúdicas o de relax", afirmó Víctor Feingold, presidente ejecutivo de Contract.

Además, las posiciones laborales se disponen según las necesidades y no con las jerarquías: "Así se promueve el trabajo en equipo y la sinergia interna. Este proyecto nos permitió poner en práctica conceptos innovadores y creativos, y diseñar un ambiente saludable y estimulante que incrementa el bienestar de los empleados y el aumento de la productividad", agregó Feingold.

La puesta en marcha del proyecto requirió del análisis estratégico del perfil de MercadoLibre y del uso que hacen del espacio sus empleados, en su mayoría jóvenes de 20 a 30 años.

"De esta manera, los puestos de trabajo fueron emplazados en islas con forma de estrella, en plantas que carecen de despachos privados y donde todos los lugares laborales son idénticos, independientemente de rangos y jerarquías", comentó Feingold.

Igualmente, dentro de toda esta infraestructura organizativa no se pierde privacidad y confidencialidad. "Con este fin se desarrollaron phone booths o cabinas telefónicas individuales que permiten realizar llamadas privadas, meeting tables o salas informales para reuniones creativas de hasta cuatro personas", detalló el ejecutivo de Contract.

Salas de reuniones

Se dispusieron, además, salas de reuniones para encuentros de entre 6 y 12 personas con equipamiento multimedia de alta definición, iluminación exterior testigo de ocupación y monitoreo electrónico de disponibilidad mediante un tablero central en recepción que optimiza su administración.

Entre las áreas comunes de esparcimiento se diseñó un comedor para 60 personas con área de lounge, equipamiento de diseño internacional, televisión y cocina. El proyecto también dispone de un área de cafetería en cada piso y una peluquería exclusiva para los empleados.

La luz natural no está obstaculizada por despachos cerrados, obteniendo así un importante ahorro en iluminación artificial y un bajo consumo en el uso de equipos de refrigeración y calefacción. Los sanitarios cuentan con grifería robótica en las bachas y doble descarga de inodoros, economizando así el consumo de agua potable.

Contract ha establecido espacios de trabajo en línea con las últimas tendencias a nivel mundial.

La compañía constructora cuenta con más de 80 profesionales, 700 obras realizadas y el respaldo de prestigiosos clientes de empresas internacionales que avalan la calidad y eficiencia del servicio brindado.

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.