San Isidro. Todos los estilos, la misma identidad