Ir al contenido

Receta de Chocotorta: la clásica

Fácil de hacer y aprobada por todos, con tantas variantes como la imaginación dicta, acá la versión original de cómo se hace la chocotorta, con los ingredientes que usó su creadora, la jefa creativa publicitaria Maite Madragaña. Este postre debe su éxito a que no requiere horneado, ni batidora y no exige ningún conocimiento de pastelería. Todo el mundo puede hacer una riquísima chocotorta en cualquier momento. Por eso la chocotorta es un clásico infaltable en los festejos de cumpleaños -no solo infantiles -y es la preferida de los chicos y grandes. De los hogares argentinos saltó a las confiterías, al delivery, a los posteos de Instagram y a los videos de Youtube. Todo lo que se necesita para hacer una perfecta chocotorta es unas galletitas de chocolate, dulce de leche, café y queso crema. La chocotorta es una preparación que siempre sale bien. Y cuando la preparamos con los más chiquitos de la familia se vuelve un entretenimiento infalible. También están las versiones propias que con el tiempo cada uno va probando, y así, por cada hogar argentino hay un experto en chocotorta. Algún ingrediente secreto, alguna marca de queso o de dulce de leche que es la que mejora el sabor, con o sín café, con cobertura, con decoración, con las galletitas originales o con otras que no tienen, por ejemplo grasa vacuna en sus ingredientes para los vegetarianos, o con pasta de avellanas para ponerle onda. Pero la clásica es la que sale bien siempre. ¡Ahhhh!: También necesita frío. La chocotorta va a la heladera o al freezer unas cuantas horas antes de comer. No tiene cocción, es cierto, pero no es un postre que se prepara y ya está listo para servir: necesita un buen tiempo de enfriado para que los ingredientes se integren y quede, no como una montaña de capas de galltetitas untadas, sino como una chocotorta bien asentada, de textura homogénea y ese sabor tan particular. La chocotorta clásica se hace así, como te contamos a continuación.

Cargando banners ...