Casi la mitad de los argentinos afirma estar por encima de su peso ideal

El 73 por ciento de los encuestados dice que necesita hacer algún cambio en sus hábitos alimenticios
El 73 por ciento de los encuestados dice que necesita hacer algún cambio en sus hábitos alimenticios Fuente: Reuters - Crédito: Martín Acosta
(0)
13 de diciembre de 2019  • 16:20

Un estudio realizado por la UADE y la consultora Voices! indica que casi la mitad de los argentinos (48%) afirma estar por encima de su peso ideal. Además, el 73% de los encuestados expresó la necesidad de realizar algún tipo de cambio en sus hábitos alimenticios.

El trabajo se realizó tomando como base una encuesta probabilística realizada en todo el país a 1002 personas de 16 años y más, utilizando entrevistas personales como instrumento de recolección de los datos.

En primer lugar, la encuesta indagó por la percepción que tienen los argentinos respecto de su propio peso corporal. Al respecto, casi la mitad de los argentinos (48%) manifestó que su peso actual está por encima de su peso ideal. Por el contrario, el 8% dice estar por debajo de su ideal, mientras que el 43% asegura encontrarse en su peso ideal.

La percepción de encontrarse por encima del peso ideal propio es levemente más alta entre las mujeres (50% vs. 45% en los hombres), entre quienes tienen entre 30 y 49 años (53% vs. 49% de los mayores de esa edad y 41% de los más jóvenes), entre los ciudadanos de nivel socioeconómico medio y alto (52% vs. 44% entre los de nivel bajo) y entre los que recibieron educación media o superior (53% y 54% respectivamente vs. 412% entre quienes solo recibieron educación primaria).

Los encuestados fueron consultados además sobre si consideraban que debían cambiar sus hábitos alimenticios o no. Al respecto, el 27% sostuvo que no debería cambiar nada, mientras que el 73% expresó la necesidad de algún tipo de cambio en sus hábitos alimenticios. Específicamente, el 55% manifestó que debería cambiar solo algunos de sus hábitos alimenticios, mientras que el 18% alegó que debería cambiar radicalmente los mismos.

La expresión de necesidad de un cambio radical en los hábitos de alimentación fue más alta entre las mujeres (21% vs. 14% de los hombres), entre quienes poseen entre 30 y 49 años (22%), entre los residentes del Gran Buenos Aires (25%) y entre los ciudadanos de menor nivel educativo (20% entre quienes accedieron únicamente a la educación primaria vs. 18% entre quienes poseen educación secundaria y 12% en aquellos que cuentan con algún tipo de educación superior).

A dieta

Entre quienes afirman seguir algún tipo de dieta, 4 de cada 10 lo hace para bajar de peso, lo que representa el 11% del total de la población nacional. El 28% de quienes siguen alguna dieta lo hace por restricciones de salud, mientras que el 20% alega realizarla simplemente porque desea comer mejor. El 4% realiza dietas para aumentar la masa muscular, mientras que el 3% lo hace para subir de peso. Esta última afirmación representa el 1% del total nacional (contra el 8% que manifestó estar por debajo de su peso ideal).

Finalmente, el 2% de quienes realizan algún tipo de dieta lo hace por considerarse vegetariano, mientras que el 1% por ser vegano. Estos valores representan el 1% y el 0,2% de la población total respectivamente.

Por su parte, 4 de cada 10 argentinos afirman cuidar menos su alimentación los fines de semana, hábito que es más común a medida que se asciende en la escala socioeconómica (37% bajo, 43% medio y 45% alto) y entre los residentes de la Ciudad de Buenos Aires (48%).

Dolencias relacionadas

El estudio preguntó a lso encuestados si padecían algún tipo de situación adversa en su vida cotidiana relacionada a la alimentación. Un 35% manifestó padecer alguna dolencia. A nivel general, estas afecciones o situaciones son más comunes entre las mujeres (40% vs. 29% de los hombres), los ciudadanos mayores de 50 años (54% vs. 27% los de 30 a 49 años, y 23% los menores de 30 años), los de mayor nivel socioeconómico (38% en nivel bajo vs. 31% en nivel medio y 27% en nivel alto respectivamente) y quienes sólo cuentan con educación primaria (40% vs 30% en el resto de la población).

Respecto a las dolencias concretas que tenían, un 16% afirma padecer de hipertensión, situación que es más común entre los ciudadanos de mayor edad (35% entre los mayores de 50 años) y de menor nivel socioeconómico (21% en el nivel bajo vs. 9% en el nivel alto de la escala socioeconómica).

En segundo lugar un 11% afirmó padecer de hambre recurrente, pudiéndose deber a situaciones de ansiedad, angustia o estados de stress. Este escenario es más frecuente entre las mujeres (14% vs. 7% de los hombres) y los más jóvenes (15% de quienes poseen entre 16 y 29 años vs. 8% de los mayores de 50 años) y es un poco más elevado a mayor nivel socioeconómico (13% entre los estratos más altos vs. 10% de los niveles más bajos, lo que muestra esta dolencia hace referencia a causas emocionales más que a una situación socioeconómica).

El 9% de la población comunicó padecer de diabetes, situación más común entre los mayores (17% de los mayores de 50 años frente al 3% de quienes tienen entre 16 y 29 años). La presencia de esta afección va en alza a medida que se desciende en la escala socioeconómica (3% en nivel alto, 6% medio y 11% bajo).

El 6% aseguró padecer de hígado graso, situación más frecuente entre los mayores de 50 años (11%) frente a los más jóvenes (1% de quienes tienen entre 16 y 29 años). El 4% manifestó poseer intolerancia a la lactosa, que se presentó más común entre las mujeres (7% vs. 2% de los hombres) y los mayores de 50 años (8%) frente a quienes tienen entre 16 y 29 años (2%).

Uno de cada 20 encuestados (0,5%) declaró sufrir de celiaquía, mientras que 1 de cada 50 manifestó padecer de anorexia (0,2%) o bulimia (0,2%). El rol de las redes sociales se ha incrementado en los últimos años, al mismo tiempo que la popularidad de diversas figuras y referentes sociales en distintos ámbitos.

Casi 3 de cada 10 argentinos (27%) afirma seguir en redes sociales a referentes / influencers en alimentación. Esta aserción es más usual entre las mujeres (30% vs. 24% de los hombres), los más jóvenes (35% de los que tienen entre 16 y 29 años) y los sectores socioeconómicos medios (31% vs. 28% en alto y 24% en bajo, respectivamente). A su vez, esta es más frecuente cuanto más alto es el nivel educativo alcanzado (22% entre quienes poseen educación primaria, 32% en educación secundaria y 34% entre quienes cuentan con algún tipo de educación superior).

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.