Ante los saqueos, el gobierno de San Juan pidió el envío de Gendarmería

El vicegobernador, Sergio Uñac, quien reemplaza a José Luis Gioja, dijo que los hechos vandálicos fueron convocados "con el único fin de alterar el orden público"
(0)
7 de diciembre de 2013  • 00:56

La provincia de San Juan le solicitó anoche al Gobierno el envío de gendarmería ante el temor a nuevos saqueos y luego de los hechos vandálicos ocurridos en la tarde de ayer. En vicegobernador, Sergio Uñac, quien reemplaza a José Luis Gioja en su larga convalecencia en el hospital Italiano de Buenos Aires, en un comunicado oficial difundido por los medios aseguró que la iniciativa fue tomada para "garantizar la paz social y el orden público".

Según sostuvo el funcionario los asaltos "convocados por las redes sociales", fueron "reprimidos". Los efectivos de la Policía de San Juan, se encuentran en servicio activo, se mantienen en sus puestos y están actuando conforme las ordenes impartidas por sus superiores".

"Las detenciones efectuadas a personas que han delinquido demuestran lo expresado. No obstante lo expresado, es mi deber tomar medidas para garantizar la paz social y el orden público", agregó.

Reclamo policial y saqueos

El rumor se expandió rápidamente: la policía de San Juan se acuartelaría a las 22 en la sede del comando radioeléctrico de la fuerza, ubicado en la localidad de Trinidad, a doce cuadras de la plaza 25 de mayo, en reclamo de mejoras salariales. Ante el temor a los saqueos, los comercios cerraron dos horas antes. Las estaciones de servicio hicieron lo propio.

San Juan vivió ayer una noche distinta. El miedo fue el denominador común de una jornada en la que hubo poca información oficial. Según pudo saber LA NACION, funcionarios del ejecutivo provincial mantuvieron en la tarde de ayer una reunión con la plana mayor de la policía. De la negociación participaron el ministro de Gobierno, Adrián Cuevas, y el ministro de Hacienda, Francisco Alcoba. No hubo información oficial al respecto, por lo que se desconoce aún si hubo acercamiento entre las dos partes. El sueldo básico de un policía de San Juan es de 1013 pesos.

Mientras tanto, reinó el miedo.Un grupo de diez menores se conglomeró en las cercanías de uno de los hipermercados más importantes de la ciudad, ubicado en la calle Libertad,, con las caras tapadas y palos. A metros de distancia, agentes protegían el lugar.

Los diarios locales también aseguraron que un grupo de 50 personas ingresó por la fuerza a un supermercado de la cadena Atomo, en el departamento de Rawson, del Gran San Juan, llevándose todo lo que encontró a su paso. El hecho habría ocurrido en el local de calle Vidart, entre República del Líbano y calle Superiora. Según publica Diario de Cuyo, los asaltantes fueron interceptados por la policía, y detenidos.

También se habrían producido hechos vandálicos en el local de la cadena Chango Más (Wall-Mart), del mismo departamento, donde los atacantes se habrían llevaron varios televisores. Asimismo , fuentes policiales dijeron que unas 30 personas se movilizaron por calle Mendoza, en el microcentro de esta ciudad, armados con palos, aunque todavía no se registraron otros locales atacados.

En tanto, en la plaza 25 de Mayo, frente a la Catedral, una veintena de policías buscaron disuadir a grupos que habían comenzado a concentrarse en el lugar.

Tras el autoacuartelamiento producido en Córdoba, el martes pasado, se repitieron los reclamos salariales ayer en distintas provincias. La situación más grave se vivió en Catamarca , donde reinó un caos generalizado: hubo saqueos en el centro, pero también hubo un momento de tensión cuando efectivos de la policía local lograron ingresar al edificio donde estaba reunida la gobernadora Lucía Corpacci con sus funcionarios, la plana mayor de la policía y referentes de las de seguridad nacional. Un enfrentamiento con gendarmería y prefectura arrojó un saldo de tres policías heridos.

Con la colaboración de Enrique Merenda, corresponsal en San Juan

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?