Crimen de Báez Sosa: hallaron lesiones en manos y brazos de los diez acusados

Máximo Thomsen
Máximo Thomsen Fuente: LA NACION
(0)
7 de febrero de 2020  • 11:55

Los diez rugbiers detenidos por el crimen de Fernando Báez Sosa tienen marcas en sus manos y brazos, que son compatibles con el ataque al joven de 18 años, ocurrido el 18 de enero a la salida del boliche Le Brique, en Villa Gesell, según consigna el expediente al que tuvo acceso LA NACION.

De acuerdo con la revisión física, los jóvenes presentan lesiones "leves" que complican su situación judicial.

El examen médico arrojó que Máximo Thomsen, de 20 años, señalado como coautor junto con Ciro Pertossi, de 19 años, es quien tiene más heridas que lo relacionan con las agresiones que sufrió Báez Sosa.

El expediente de la causa con fotos de las lesiones de Lucas Pertossi
El expediente de la causa con fotos de las lesiones de Lucas Pertossi Fuente: LA NACION

Los diez rugbiers están acusados de "homicidio agravado por el concurso premeditado de dos o más personas" -con una pena prevista de prisión perpetua-, aunque el abogado de la familia de la víctima, Fernando Burlando, adelantó que pedirá pericias, entre ellas psicológicas, con el fin de sostener el agravante de "homicidio por placer".

El examen en detalle

  • Máximo Thomsen: pequeñas escoriaciones lineales en región malar izquierda, escoriaciones y equimosis en nudillos de mano derecha, escoriación en tercio medio de brazo derecho, escoriación en línea axilar posterior a nivel de la sexta y séptima costilla de hemitórax derecho, escoriación lineal en cara interna de brazo derecho.
  • Lucas Pertossi: mancha de color marrón en mejilla izquierda, escoriación en base de tercer dedo de mano izquierda, equimosis en nudillos de ambas manos, pequeña escoriación en cara anterior de muñeca izquierda, escoriación en región axilar anterior, escoriaciones por encima del codo derecho, escoriaciones lineales en tercio distal del brazo derecho y tercio medio de antebrazo derecho.
  • Ciro Pertossi: equimosis en región frontal por encima del arco supraciliar izquierdo, lesión equimótica en nudillos de ambas manos.
  • Luciano Pertossi: escoriación lineal en codo derecho, escoriaciones por debajo de la escápula derecha, escoriación lineal en región costal posterior homónima, equimosis lineal en párpado superior izquierdo, escoriaciones lineales en cara anterior del cuello, escoriación de gran tamaño debajo del mentón, equimosis en cara posterior del cuello, pequeña escoriación en región infrapatelar derecha, escoriación lineal en cara anterior de pierna izquierda.
  • Enzo Tomás Comelli: pequeña escoriación en eminencia tenar de mano izquierda, escoriaciones en cara dorsal y ventral de antebrazo izquierdo, escoriación en región deltoidea de hombro izquierdo, escoriaciones en región deltoidea de hombro derecho.
  • Alejo Milanesi: escoriaciones lineales en segundo, tercero y cuarto dedo de mano derecha, como también en región dorsal, compatible con arañazos, escoriación en tercer nudillo de mano izquierda.
  • Ayrton Viollaz: lesión contusa en nudillo derecho del tercer dedo, compatible con escoriación.
  • Blas Cinalli: un hematoma circular de tres milímetros de diámetro en cara anterior de antebrazo derecho.
  • Juan Pedro Guarino: eritematosa lineal en cara anterior de antebrazo izquierdo compatible con quemadura.
  • Matías Benicelli: escoriación en región intercostal de hemotórax izquierdo.

Las agresiones a Fernando

La fiscal Verónica Zamboni estableció que "dos sujetos adultos de sexo masculino -identificados posteriormente como Máximo Thomsen y Ciro Pertossi-, habían acordado darle muerte a la víctima".

"Se abalanzaron sobre éste, para así agredirlo físicamente primeramente por detrás, todo ello en forma premeditada y con el fin de darle muerte. Los imputados procedieron a abalanzarse sobre las personas que lo acompañaban, para comenzar a propinarle golpes de puño en el rostro [a Báez Sosa]", sostuvo.

Según el relato de la fiscal -pronunciado durante una indagatoria- "una vez indefensa la víctima, le patearon la cabeza causándole lesiones corporales, en particular, internas y externas, que le provocaron su deceso en forma casi inmediata, por un paro cardíaco producido por shock neurogénico debido a traumatismo grave de cráneo".

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.