Deportan a extranjeros con causas penales

Uno de los expulsados había ingresado ilegalmente
(0)
2 de marzo de 2019  

Un delincuente uruguayo, que gozaba de arresto domiciliario y que había sido condenado seis veces por diferentes hechos delictivos, fue expulsado ayer de nuestro país. Se trata de la segunda deportación de extranjeros en conflicto con la ley penal en menos de 24 horas. Anteanoche había sido obligado a dejar la Argentina un ciudadano venezolano detenido en una investigación por venta de drogas.

La información sobre estas dos expulsiones fue dada a conocer ayer por el director nacional de Migraciones, Horacio García; el vicejefe del gobierno porteño, Diego Santilli , y el secretario de Seguridad de la Ciudad, Marcelo D'Alessandro.

"Como lo dijimos mil veces, delincuente extranjero, de patitas en la calle ; delincuente argentino, preso. La Argentina es un país de inmigrantes , un país que acogió a millones de personas para forjar un futuro, pero no son bienvenidos quienes vienen a delinquir", afirmó Santilli. El funcionario porteño, a cargo del Ministerio de Justicia y Seguridad, agregó que esas deportaciones representan "un paso importante contra la delincuencia".

Por su parte, García explicó: "Todos los ciudadanos del Mercorsur tienen la puerta abierta. Somos amplios, pero restrictivos con los que rompen el pacto de confianza. La Argentina, que es el país más generoso de Latinoamérica, tiene que tener un sistema medido, justo y equilibrado para calibrar a las personas que no quieren la convivencia pacífica".

Sobre el delincuente uruguayo, D'Alessandro afirmó: "El motochorro de nacionalidad uruguaya tenía muchos antecedentes por robo a mano armada, la Policía de la Ciudad lo detuvo y lo puso a disposición de la Justicia. Le dieron arresto domiciliario hasta que la Dirección Nacional de Migraciones hizo los trámites para enviarlo a su país".

Se trata de Oscar Andrés Scanziani. Fue condenado en seis oportunidades en la Argentina. Todas las causas que lo llevaron al banquillo de los acusados fueron por robo. La pena más alta que recibió fue de 12 años al unificarse una condena de un tribunal de Dolores y de un tribunal porteño.

Un reincidente

En tanto, el venezolano Maury Moreno Palma, había sido expulsado pocas horas antes. Fue la segunda vez en que es obligado a abandonar nuestro país. En 2015 había sido deportado después de haber cumplido la mitad de una condena de cuatro años y nueve meses de prisión. En ese caso fue encontrado culpable en una causa de contrabando de estupefacientes. Tenía prohibido ingresar en la Argentina, pero logró hacerlo.

Hace dos semanas fue apresado en una causa por venta de drogas. Fue sobreseído, aunque al conocerse su anormal entrada en la Argentina, una jueza ordenó su retención para que concrete su expulsión definitiva. Personal de la Policía de la Ciudad trasladó a Moreno Palma al Aeropuerto Internacional de Ezeiza y se lo entregó a la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) para que fuese deportado a su país.

"Moreno Palma tenía prohibido ingresar en el país, pero entró ilegalmente", dijo a LA NACION una fuente judicial.

Estas deportaciones se registraron poco después de la decisión del Gobierno de elevar los requisitos para la radicación en nuestro país. Los ciudadanos extranjeros deberán demostrar ahora que en los últimos diez años no tuvieron procesos penales en sus países de origen.

Conforme a los criterios de

Más información

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.