Detienen al dueño del auto del cual tiraron a un joven al paso de una ambulancia

El Peugeot 308 gris desde el cual arrojaron a Ezequiel Ernesto Moya al paso de una ambulancia en Morón
El Peugeot 308 gris desde el cual arrojaron a Ezequiel Ernesto Moya al paso de una ambulancia en Morón Crédito: Policía bonaerense
(0)
5 de diciembre de 2019  • 21:14

Fue detenido esta noche el dueño del auto del cual esta mañana, en Morón, arrojaron al paso de una ambulancia el cadáver de un joven al que sus propios amigos habían baleado por error durante una riña frente a un boliche de Ramos Mejía. Ahora se busca al resto de los implicados en el crimen, entre ellos, el autor material del homicidio de Ezequiel Ernesto Moya.

Fuentes policiales informaron a LA NACION que el sospechoso, identificado como Lautaro Rodrigo Otero Blanco, de 19 años, fue apresado en una vivienda situada en Gutiérrez al 2700, en Quilmes. Allí, también, estaba el Peugeot 308 gris patente AB351BL desde el cual Moya fue arrojado a la calzada, justo delante de una ambulancia que se dirigía al hospital Posadas, en Rivera Indarte entre Paraguay y Alberdi, en Villa Sarmiento.

Durante la investigación, a cargo del fiscal Pablo Ravizzini, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) N°7 de Morón, se determinó que Moya, de 20 años, sido baleado poco antes de eso durante una pelea entre dos grupos de jóvenes ocurrida a la salida del boliche "Poker Disco", situado en avenida Presidente Perón 145, (ex Gaona), en Ramos Mejía, partido de La Matanza.

Fuentes judiciales y policiales coincidieron en que las imágenes de las cámaras de seguridad analizadas indican que mientras Moya era atacado a golpes, sus amigos quisieron dispersar a los agresores con disparos de arma de fuego pero, por error, le acertaron un tiro en el pecho a él.

En esas filmaciones se pudo observar que el tirador bajó por la puerta trasera del lado del conductor del Peugeot 308 y arrastró al joven baleado hasta el interior del auto con la ayuda de otro hombre que tenía una especie de chaleco reflectante.

Según aquellas fuentes, los amigos de Moya condujeron en dirección al Hospital Posadas, pero al cruzarse con la ambulancia arrojaron el cadáver delante de la misma.

Uno de los tripulantes de la ambulancia dijo a los detectives de la policía que una de las personas que iba en el Peugeot les gritó: "¡Tomá, esto es para vos!".

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.