Un bolso, el enigma del ataque al jefe de la Policía Federal de Santa Fe

El comisario Mariano Valdés (a la izquierda) y el comisario Higinio Bellagio (a la derecha) durante la audiencia de imputación realizada ayer en Villa Constitución
El comisario Mariano Valdés (a la izquierda) y el comisario Higinio Bellagio (a la derecha) durante la audiencia de imputación realizada ayer en Villa Constitución Crédito: Marcelo Manera
Germán de los Santos
(0)
24 de septiembre de 2019  • 21:35

ROSARIO.- ¿Qué quería ocultar el excomisario Mariano Valdés? La respuesta que dio el fiscal Matías Edery es que el exjefe de la Policía Federal de Santa Fe pretendió que los investigadores no encontraran un bolso deportivo que le habrían entregado en la oscuridad y en la banquina de la autopista un grupo de personas que luego le dispararon el 9 de setiembre pasado.

Valdés pasó de ser una víctima de un atentado mafioso a acusado de más de siete delitos, en una audiencia que se realizó este mediodía en Villa Constitución. Ese bolso deportivo fue secuestrado en los allanamientos que se hicieron en la sede de la Policía Federal. Estaba vacío.Alguien lo sacó de la escena del hecho porque se pretendía ocultar qué había dentro.

La jueza Marisol Usandizaga dictó la prisión preventiva por 90 días contra Valdés y el subjefe de la Delegación Santa Fe Higinio Bellagio. Ambos policías fueron detenidos el viernes pasado en distintos allanamientos que realizó la Tropa de Operaciones Especiales (TOE), entre ellos, en la sede de la Policía Federal de Santa Fe.

Después de 15 días de una investigación que tuvo varias idas y vueltas, el fiscal Edery imputó a Valdés de los delitos de incumplimiento de los deberes de funcionario público, encubrimiento agravado por su condición de funcionario, retardo de Justicia, sustracción o inutilización de objetos de material probatorio, entre otros.

Todos estos delitos se habrían producido después del ataque a tiros en la autopista. Aún no se logró establecer quiénes fueron los que dispararon contra Valdés ni se identificó a la camioneta usada por los presuntos agresores, una 4x4 color gris o negra.

El comisario Mariano Valdés fue herido en un confuso incidente el 9 del actual en la autorpista Buenos Aires-Rosario
El comisario Mariano Valdés fue herido en un confuso incidente el 9 del actual en la autorpista Buenos Aires-Rosario

Las últimas pericias forenses determinaron que una de las heridas que recibió el comisario, en la ingle, se la provocó él mismo. Habría sido de manera accidental. La otra lesión en el hombro derecho fue por un disparo que salió de las personas que se reunieron con Valdés.

Al exjefe de PFA de Santa Fe lo acusan de ser clave en su rol para desviar la investigación, que en un principio estuvo focalizada sobre la posibilidad de que se tratara de un "ataque mafioso", como había asegurado la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, o un "robo al voleo" como declaró el propio comisario preso. Luego apareció una tercera hipótesis que apuntaba a que este episodio que se produjo en la banquina de la autopista pudo estar vinculado a un problema extramatrimonial entre Valdés y su acompañante Roxana González, quien al declarar por segunda vez hizo dar un vuelco a la causa ya que advirtió que el jefe policial había tenido un encuentro con un grupo de personas, que tras entregarle un bolso deportivo, comenzaron a dispararle al comisario.

El fiscal acusa a Valdés de querer "influenciar y desviar" la investigación y pretender "conducir al error" a los investigadores. Fue imputado por haberle ordenado a la suboficial ayudante Roxana González –acompañante en el Ford Focus– a realizar una declaración falsa ante el personal de la subcomisaría 11ª de la Unidad Regional II. Valdés también fue acusado de haberle hecho retirar a González un bolso del auto que luego fue la evidencia que se llevó el subcomisario Bellagio, que tenía conciencia de que ese elemento resultaba evidencia de interés para la investigación. El fiscal acusó a Bellagio de los delitos de sustracción o inutilización de objetos de material probatorio, incumplimiento y omisión de los deberes de funcionario público y encubrimiento agravado por su calidad de funcionario público en calidad de autor. Al subcomisario se le endilgó haberse dirigido la estación de servicio de Arroyo Seco donde estaba Valdés, haber tomado el bolso que tenía Roxana González, y las prendas de vestir del comisario, a sabiendas de que dichos elementos resultaban evidencia y claves en la investigación.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.