El crimen de los Schoklender: se cumplen 39 años del caso que conmocionó al país

Se cumplen 39 años del asesinato de Schoklender, el caso que conmocionó al país
Se cumplen 39 años del asesinato de Schoklender, el caso que conmocionó al país
(0)
30 de mayo de 2020  • 11:26

Pasaron 39 años desde que los cuerpos de Mauricio Schoklender y su esposa Cristina Silviafueron encontrados en el baúl de un auto. El macabro hallazgo destapó un caso lleno de puntos oscuros que al día de hoy no están del todo claros, pero, con el tiempo, la Justicia determinó que fueron Pablo y Sergio, hijos del matrimonio, los responsables del doble homicidio.

Casi cuatro décadas después los hermanos Shoklender ya cumplieron su condena y están en libertad. Sergio, por su lado, volvió a estar en el centro de la polémica por la causa Sueños Compartidos de lavado de dinero que involucró a la fundación de las Madres de Plaza de Mayo, de la cual era apoderado.

La noche del crimen

La noche del 29 de mayo de 1981 la familia salió a festejar el cumpleaños de Sergio, que comenzaba esa misma noche, a las 12. Cenaron en un restaurante de la Costanera y brindaron, luego, volvieron a la casa. Según la reconstrucción de aquella noche, Mauricio se durmió temprano; Valeria salió con su novio; Pablo y Sergio salieron a dar una vuelta y Cristina se fue minutos más tarde. El primero en volver, determinó la justicia, habría sido Pablo, luego su madre, y después su hermano mayor. En algún momento de esa noche, Cristina y Mauricio fueron asesinados a golpes con una barra de hierro. Mauricio fue, además, estrangulado.

Las hipótesis

  • Una de las hipótesis es que Pablo fue el primero en volver esa noche a la casa y, al regresar se recostó en el sofá del living. Según la versión, su madre lo provocó para tener relaciones sexuales y Pablo reaccionó golpeándola en la cabeza con una barra de hierro lo que le provocó la muerte. Los ruidos despertaron a Mauricio que se abalanzó sobre su hijo y éste, para sacárselo de encima, también lo golpeó con violencia.
  • Otra de las hipótesis también pone a Pablo en la escena del crimen, pero sostiene que la discusión con su madre fue por cuestiones de dinero. Al parecer, Pablo quería irse a vivir a Brasil y le exigió su parte de la herencia. En ambos casos, Sergio habría ayudado a su hermano a deshacerse de los cuerpos.

La confesión de los hermanos

Sergio y Pablo confesaron los homicidios, pero luego los negaron y sostuvieron que se trató de un ajuste de cuentas. Esa fue la hipótesis de la defensa de los hermanos Schoklender. El abogado defensor, Jorge Goodbar, dijo que en el doble crimen estaban involucrados sectores militares. Es que Pittsburgh y Cardiff, la empresa donde trabajaba Mauricio, representaba en el país a los principales grupos empresarios europeos de la industria bélica. En el juicio, la Justicia rechazó ese argumento.

Cómo fueron detenidos los hermanos Schoklender

Luego de separarse de su hermano, Sergio compró un caballo y se fue hacia el norte por la costa. A 20 kilómetros de Mar del Plata pidió alojamiento en una casa. Uno de los hombres que vivían allí lo reconoció. Sergio escapó, pero la policía lo encontró en la ruta haciendo dedo.

Por su parte, Pablo fue primero a Rosario y luego a Tucumán. Allí compró un caballo. Según relató La Semana el plan era irse a Bolivia. En la localidad de Ranchillos fue detenido. En principio se dijo que confesó el crimen a la policía. Pero luego, el juez Juan Carlos Fontenla aseguró que allí no se le había tomado declaración.

La salida de la cárcel de los Schoklender

  • Pablo estuvo detenido hasta 2001, cuando obtuvo los primeros permisos para salir. Sergio logró salir en 1995.
  • Sergio se recibió de psicólogo y abogado en prisión y escribió un libro llamado Esta es mi verdad, en el que cuenta que el crimen de sus padres fue un ajuste de cuentas y que ellos eran inocentes. Una vez en libertad se contactó con las Madres de Plaza de Mayo y se convirtió en apoderado de la organización. Escribió otro libro: Infierno y resurrección, que reivindica los derechos humanos de los presos.
  • Como abogado, Sergio defendió, entre otros, a los hermanos Da Bouza, que asesinaron a su padre en 1998 y fueron condenados a prisión.
  • Pablo, en cambio, tuvo un perfil menos público, aunque también escribió un libro: Yo, Pablo Schoklender, en la que contó su versión de los hechos, que luego se usó para el guión de una película.
  • La película. El libro Yo, Pablo Schoklender, escrito por el propio Pablo y Emilio Petcoff, fue la inspiración para el guión de la película Pasajeros de una pesadilla (1984), dirigida por Fernando Ayala y protagonizada por Federico Luppi.
  • En 2018, se supo, Sergio Shoklender comenzó una nueva vida como maestro mayor de obras en una pequeña ciudad santafesina. Radicado en Pérez, una localidad ubicada a unos 15 kilómetros de Rosario, en una casa de dos lotes, con pileta y una pequeña arboleda, el mayor de los hermanos comenzó, otra vez, una nueva vida, acompañado únicamente de su perro.

La escandalosa causa de Sueños compartidos que involucró a los hermanos

La causa Sueños compartidos se investiga desde hace diez años, y apunta a un fraude contra el Estado a través de la contratación de construcción de viviendas sociales sin licitación por casi 1250 millones de pesos. De acuerdo con los procesamientos, de esa suma las Madres cobraron $749 millones, pero $206 millones fueron desviados por Pablo y Sergio Schoklender.

Cuando se inició la causa, la instrucción estuvo a cargo del entonces juez federal Norberto Oyarbide, a quien la Cámara apartó en 2013 con cuestionamientos hacia su desempeño. A partir de entonces, fue instruida por Marcelo Martínez de Giorgi.

En octubre de 2018 año, Ochoa elevó a juicio a los hermanos Pablo y Sergio Schoklender (exapoderado de Madres de Plaza de Mayo), al exsecretario de Obras Públicas José López y al subsecretario de esa área, Abel Fatala. Ahora requirió la elevación a juicio para Hebe de Bonafini, "a fin de no dilatar el avance del proceso".

Por una resolución de la Cámara Federal, el exministro de Planificación Julio De Vido, a quien De Giorgi le había dictado la falta de mérito, también quedó procesado por defraudación. Los camaristas Leopoldo Bruglia y Martín Irurzun afirmaron que, si bien no fue quien firmó los convenios, fue De Vido quien decidió que se asignaran obras a la fundación a cargo de Bonafini.

En ese entonces, la fiscal no había requerido la misma instancia para Bonafini, sino que ordenó nuevas medidas para seguir investigándola. En diciembre de 2018, concretó la investigación y consideró que Bonafini debería ser juzgada en un juicio oral y público. Según Ochoa, Sergio Schoklender, considerado autor del delito, "organizó un mecanismo para que las obras apuntadas sean adjudicadas directa e irregularmente a la Fundación Madres de Plaza de Mayo, de la que él era apoderado".

Al momento de procesar a la titular de Madres como partícipe del delito, la fiscal apuntó que Bonafini "conocía los desmanejos financieros que realizaban los apoderados de la Fundación Madres de Plaza de Mayo". Es decir que a Bonafini se la investiga por haber presidido la organización que recibió fondos públicos para la construcción de viviendas en distintos puntos del país.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.