El fiscal de caso Tevez pidió un protocolo para que los medios no interfieran en los casos de secuestro

Federico Delgado le solicitó a la Procuración General de la Nación la elaboración de planes de acción para evitar que se ponga en riesgo la vida de la víctima
(0)
30 de julio de 2014  • 11:03

Apenas 24 horas después del secuestro extorsivo que sufriera Segundo Tevez, el padre de Carlos Tevez, el fiscal que intervino en la causa elaboró un escrito que fue enviado a la Procuración General de la Nación. Federico Delgado sugirió la creación de "protocolos" para que el accionar de los medios de comunicación no interfiera en la investigación de estos casos, especialmente cuando todavía están en proceso, con el fin de evitar riesgos en la vida de las víctimas.

Delgado, quien durante la feria de invierno estará a cargo de la causa por el secuestro de Segundo Tevez, describió en una nota dirigida a Alejandra Gils Carbó que "con el hecho en pleno desarrollo, la fiscalía se enteraba de las novedades a través de los medios masivos de comunicación", confirmaron fuentes judiciales a LA NACION.

"La liberación de la víctima, los videos que documentaban el inicio del acontecimiento, las negociaciones y todo ese tipo de contingencias llegaron tarde a la administración de justicia", explicó el fiscal, quien reconoció no obstante que "esto en sí mismo no es un problema".

"Los medios se nutren de información relacionada con los asuntos públicos y la comunican. Perfecto. Es parte del juego de la democracia. Es más, en algunos casos, como en los hechos de corrupción, van más allá y no solo extraen sino que alimentan al sistema judicial. Fantástico", reflexionó.

Riesgos para la víctima

Pero advirtió que "en ciertos sucesos la cosa se vuelve difusa, porque hacer públicos los detalles de un secuestro en progreso pone en riesgo la vida de la víctima y mostrar materiales que no deberían conocer los imputados antes de estar sometidos a proceso puede frustrar la pesquisa".

Libertad de prensa

Delgado aclaró que su planteo "no apunta a un acto de censura, tampoco constituye un pedido a las empresas privadas que ejercen la libertad de prensa, sino que se dirige hacia la esfera del Estado" desde las cuales surgen las filtraciones que ponen en riesgo la vida de las víctimas.

"A lo mejor, y esta es la sugerencia, es tiempo de pensar en un protocolo", resumió.

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.