El policía tucumano acusado por los saqueos está libre por un error de tipeo

En un allanamiento realizado en un local de Leonardo Ernesto Díaz encontraron objetos que habrían sido robados de la cadena de supermercados "Chango Más"
(0)
19 de diciembre de 2014  • 15:26

SAN MIGUEL DE TUCUMAN.- En un allanamiento realizado en un local de su propiedad le encontraron un ventilador, un gazebo, un freezer y una estantería que habrían sido robados de un local de la cadena de supermercados "Chango Más" durante los saqueos de diciembre de 2013. Además, en su casa secuestraron un arma, que luego se supo que había sido robada a un policía santiagueño en el año 2000, y tenía municiones de distinto calibre y una "tumbera".

Se trata de Leonardo Ernesto Díaz, uno de los 47 policías tucumanos que fueron procesados por la Justicia local por su participación durante el acuartelamiento del año pasado, que dio pie a una ola de saqueos y muerte en la provincia. Pese a las múltiples pruebas que hay en su contra, Díaz permanece en libertad debido a un "error de tipeo" en la instrucción de la causa que lleva adelante la fiscal Adriana Giannoni, según informó el diario La Gaceta . Para agravar aún más la situación, el policía sospechoso tiene vínculos con un legislador, el peronista José Teri, y con Rubén "El Mono" Ale, quien está detenido por lavado de activos y es apuntado como uno de los responsables del secuestro y desaparición de Marita Verón, ocurrido en 2002.

El juez Víctor Manuel Pérez declaró la nulidad del pedido de prisión preventiva solicitado por Giannoni contra Díaz, acusándolo de hurto calamitoso agravado por la condición de policía, debido a que en su requisitoria la fiscal había mencionado el artículo 167 bis del Código Penal, en lugar del 163 bis. Ambos tienen la misma redacción, pero uno está ubicado en el capítulo del "robo" (el 167), y el otro en el del "hurto". Tomando en cuenta ese "error", el juez Pérez rechazó el pedido de prisión preventiva y, tras el pago de una fianza de $ 50000, Díaz recuperó la libertad, mientras la causa en su contra continúa.

Tras los saqueos de los días 9 y 10 de diciembre del año pasado, la Justicia había ordenado el allanamiento de la casa del policía sospechoso debido a una denuncia que indicaba que allí se estaba guardando mercadería obtenida durante los ataques a comercios. Además, Giannoni solicitó colaboración de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), que elaboró un informe según el cual varios testigos habían visto cómo artículos robados en el supermercado "Chango Más" de la ciudad de Banda del Río Salí eran subidos a una camioneta Toyota Hilux, similar a la que tiene Díaz, sin chapa patente. En abril de este año, la PSA allanó un local bailable que pertenece a Díaz, donde encontraron un ventilador, un gazebo, un freezer y una bandeja de estantería que pertenece a la cadena de Supermercado "Chango Más". El policía no pudo acreditar cómo compró esos elementos. Si bien Giannoni no pudo comprobar que fueron obtenidos en los saqueos, el jefe de seguridad del comercio saqueado reconoció la estantería.

Al declarar ante la Justicia, Díaz negó haber participado de los ataques a comercios y aseguró que cuando se produjeron los saqueos él estuvo cuidando la casa del legislador Teri, en el barrio Lomas de Tafí, y mencionó como testigos a los comisarios Walter Alvarez y Mario Rojas. A su vez, Teri, hoy aliado al massismo, se presentó espontáneamente ante Giannoni para pedirle que le tome declaración y aseguró que el policía sospechado estuvo "cuidando" Lomas de Tafí las noches del 9 y 10 de diciembre. En cambio, Alvarez y Rojas (este último es actualmente subjefe de Policía) contradijeron al legislador justicialista y negaron que Díaz haya estado en Lomas de Tafí.

En la investigación, se constató que la cuenta sueldo del policía acusado no tenía movimientos, por lo que la Justicia sospecha que el uniformado se ganaría la vida con otras actividades. Además, los entrecruzamientos telefónicos probaron que mantenía un contacto casi diario con "El Mono" Ale, apuntado por la Justicia como presunto cabecilla de una banda delictiva dedicada al lavado de dinero proveniente de actividades ilegales, como el narcotráfico y la trata de personas.

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.