Elisa Carrió criticó a las mujeres que hicieron un "tetazo" frente a la Catedral de La Plata

Crédito: Twitter
(0)
14 de octubre de 2019  • 23:24

La diputada nacional Elisa Carrió criticó a las mujeres que, en el 34° Encuentro Nacional de Mujeres celebrado el fin de semana último en La Plata, se manifestaron frente a la Catedral con un " tetazo". Si bien fueron miles las que participaron del encuentro, solo unas pocas se desprendieron de la columna principal para manifestarse de esta manera ante la iglesia. Otras, además, generaron focos de incendio en la calle y agredieron a un móvil de TN que cubría el encuentro. Según dijo la diputada, las policías mujeres que debían velar por la seguridad de la organización también fueron agredieron verbalmente.

A pesar de sus críticas, la diputada advirtió que se considera feminista y que, a lo largo de su carrera, ha generado diversos aportes a la causa del feminismo: por ejemplo, al incorporar a la Constitución un artículo sobre la igualdad de oportunidades y de trato entre hombres y mujeres.

Sin embargo, se mostró visiblemente indignada por estos hechos. "El feminismo es el derecho de las mujeres a ser personas, a no ser una subcategoría. Ser feminista es decir 'somos distintas, pero somos igualmente personas', igual que las personas que poseen condiciones sexuales distintas. Mi partido hace en esto de la diversidad una acción, no un discurso. Ahora, ser feminista no significa dejar de ser mujer. Porque la prepotencia de mujeres en tetas haciendo un tetazo frente a la catedral es grotesco y yo creo que hay millones de mujeres en la Argentina que queremos los derechos de las mujeres", dijo.

Según se pudo ver a través de redes sociales, fueron mujeres pertenecientes al Movimiento Socialista de los Trabajadores quienes participaron del tetazo bajo la consigna de "separación de iglesia y Estado".

Carrió expresó que, entre otras cosas, fue la primera mujer en fundar un partido y la primera en ser candidata a presidenta. "Pero yo quiero ser mujer, millones de argentinas queremos ser mujeres, no queremos el machismo inverso, no queremos machos crueles vestidos de mujeres frente a una catedral y no queremos que se toque lo sagrado", continuó.

Para Carrió, es vital respetar las religiones que profesan diversas personas aunque no sean compartidas por todos. "Así como nosotros tenemos que aceptar y querer la diversidad, el otro tiene que amar y querer la diversidad y respetar el derecho a la relación de los hombres y las mujeres con Dios. Hay lugares sagrados que no se tocan. Es una ofensa a algo que forma parte de lo que se llama la inteligencia espiritual de la humanidad", agregó. "Que yo no sea budista no me da derecho a defecar frente a un templo budista. Acá hay una cuestión de un machismo cruel inverso en el que millones de mujeres no estamos representadas".

Además, se solidarizó con las mujeres policías de la provincia que, según dijo, fueron agredidas por las militantes. "Les gritaban cualquier cosa. 'Si vos sos policía ya no sos mujer', 'si no pensás como yo, ya no sos mujer', pero ¿qué se creen?, ¿de dónde salieron?. Si hay algo que puede encarnar el discurso de una mujer es la no violencia y la aceptación y el reconocimiento de todos. Porque la violencia es propiedad del machismo, Aníbal Fernández es la expresión del machismo chabacano criollo, terrible, desgarrador y grosero", cerró.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.