Fuerzas federales buscan por tierra y aire alguna pista de Facundo Astudillo

Efectivos de la Policía Federal, dispuestos para el rastrillaje en busca de Facundo Astudillo Castro
Efectivos de la Policía Federal, dispuestos para el rastrillaje en busca de Facundo Astudillo Castro Crédito: Rodrigo García/La Nueva
Darío Palavecino
(0)
14 de julio de 2020  • 17:01

MAR DEL PLATA. La búsqueda de Facundo Astudillo Castro, desaparecido desde el pasado 30 de abril, se concentra desde hoy en campo abierto, con un rastrillaje por tierra y aire a cargo de más de 200 efectivos de la Policía Federal, la Prefectura Naval y la Gendarmería en torno al tramo de la ruta 3 que une la localidad de Pedro Luro con Bahía Blanca, en el sur de la provincia de Buenos Aires. Ese es el camino que se supone que el joven de 22 años desandaría aquel día, cuando su familia tuvo la última noticia de él, porque fue demorado por no cumplir con el aislamiento social preventivo y obligatorio por el Covid-19.

Es un tramo casi recto de 111 kilómetros que los efectivos recorrerán a pie, con móviles de doble tracción, drones y también con el apoyo de perros entrenados para la búsqueda de rastros humanos.

El punto de partida, según se pudo conocer, es casi a mitad de ese derrotero. En el paraje Teniente Origoni se concentraron temprano efectivos y medios para avanzar paso a paso en ambas direcciones. Una comisión irá en sentido a Pedro Luro y la otra, hacia Bahía Blanca.

Si bien el objetivo de este rastrillaje es ir a campo abierto en el partido de Villarino, el fiscal federal Santiago Ulpiano Martínez pidió a las mismas fuerzas que elaboren un croquis de búsqueda dentro del casco urbano de Bahía Blanca. En la investigación original, iniciada por un fiscal provincial por este mismo caso, se recabaron varios testimonios que dan cuenta de que Facundo estuvo en esa ciudad con posterioridad al operativo policial que lo retuvo el 30 de abril en la localidad de Mayor Buratovich. Las versiones se reparten entre el 1 y 6 de este mes.

El operativo conjunto, seguido de cerca desde el Ministerio de Seguridad de la Nación, apela a las fuerzas federales y al Sistema Federal de Búsqueda de Personas Desaparecidas y Extraviadas, que depende de esa cartera.

Policías bajo sospecha

La medida responde a un pedido del fiscal Martínez, a cargo de la causa judicial que investiga una supuesta desaparición forzada de personas en perjuicio de Facundo Astudillo Castro. En esa hipótesis aparece bajo sospecha personal policial del destacamento de Teniente Origoni, que interceptó al joven y tuvo contacto con él.

Por esta situación, la fuerza de seguridad bonaerense quedó marginada de esta pesquisa, a efectos de evitar interferencias. Ayer, además, se cumplieron relevamientos de los jefes de los destacamentos involucrados y de otros del mismo partido de Villarino.

Con intenciones de avanzar y de sumar pruebas sobre esa presunción se ordenó, en las últimas horas, el secuestro de un nuevo vehículo. Ya habían sido puestos en manos de la Justicia dos camionetas de la policía bonaerense asignadas a ese distrito: son los móviles 23.360 y 22.788, una Chevrolet C10 y una Toyota Hilux. Ayer, el fiscal federal Martínez también solicitó similar medida con un Chevrolet Corsa particular en el que una oficial habría llevado al joven desde Mayor Buratovich hasta Teniente Origoni.

Facundo Astudillo Castro, el 30 de abril pasado, cuando fue detenido por la policía en Mayor Buratovich, por violar la cuarentena
Facundo Astudillo Castro, el 30 de abril pasado, cuando fue detenido por la policía en Mayor Buratovich, por violar la cuarentena

Los tres automotores serán sometidos a peritajes para determinar si en su carrocería o en su interior existe algún rastro genético de Astudillo Castro. Trascendió una fotografía de un joven de espaldas junto a una de esas camionetas policiales (el móvil 23.360). Para el fiscal Martínez, que tomó nota de un informe pericial encargado a la Prefectura, esa foto es real y quien aparece en ella junto a un efectivo policial -por descripción física y por su vestimenta- es efectivamente el joven buscado.

En el Chevrolet Corsa se asegura que Astudillo Castro viajó cuando "hacía dedo" en la ruta 3, siempre en dirección a Bahía Blanca. Según fuentes de la investigación, la teniente Siomara Ayelén Flores -oficial de la policía provincial que estaba franco de servicio ese 30 de abril- lo llevó al mediodía desde Mayor Buratovich hasta Teniente Origoni, donde lo dejó en el acceso a ese paraje. Ese dato lo aportó ella misma a los investigadores.

La última camioneta secuestrada, una Toyota Hilux, corresponde al puesto de vigilancia de Teniente Origoni y aquel día, en las primeras horas de la tarde, estaba asignada al teniente primero Alberto González, de esa dependencia.

El fiscal encomendó a la Policía Federal Argentina un análisis de la ubicación de esos móviles a partir del sistema de localización vehicular (AVL) del que dispone el Ministerio de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires. Quiere saber con exactitud dónde estaban esas unidades aquel último día de abril, entre las 15 y las 15.30, y qué movimientos realizaron. Por último, solicitó el listado de personal que se desempeñó durante esa jornada en las dependencias policiales de Juan Costé Algarrobo, Médanos, Hilario Ascasubi y Pedro Luro.

Pistas en Bahía Blanca

El fiscal federal Santiago Ulpiano Martínez, entre los informes que reclama, hizo hincapié en un detalle: quiere saber si Astudillo Castro era beneficiario del Ingreso Federal de Emergencia (IFE) y si su asignación se cobró a partir de los primeros días de julio.

Martínez es ahora el único investigador del caso, desde que su par de provincia Rodolfo De Lucía -que avanzaba con una causa de averiguación de paradero de Astudillo Castro- se declaró incompetente. La intervención del fuero federal solo tiene sentido en función de la hipótesis de la desaparición forzada de personas.

Pero Ulpiano Martínez tiene los cuatro cuerpos del expediente avanzado por su colega bonaerense. En él, a contramano de las denuncias de la familia de Astudillo Castro contra la policía, hay declaraciones de testigos que afirman haber visto al joven en Bahía Blanca. Se trata, incluso, de personas que lo conocían.

La hipótesis de De Lucía se aproximaba al entorno de una exnovia a la que Facundo pretendía ir a ver ese día, con la misión autoimpuesta de recomponer la relación, que se había roto en febrero pasado. Sobre ese entorno había dispuesto medidas, entre ellas, el secuestro de teléfonos celulares y el análisis de las comunicaciones.

En este sentido, el fiscal federal citó que en aquellas fojas constan "profusas declaraciones testimoniales" que sitúan a Facundo en Bahía Blanca entre el 1 y el 6 de este mes. Por eso pidió aunar esos datos en un croquis o mapeo para ordenar una búsqueda de campo también en el casco urbano de esta ciudad.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.