Funciona en Chacarita el mayor centro de monitoreo de cámaras de América Latina

El comando cuenta con 92 puestos para operadores y un impactante videowall de 45 metros cuadrados
El comando cuenta con 92 puestos para operadores y un impactante videowall de 45 metros cuadrados Crédito: GCBA
Fue montado en una de las viejas naves de incineración de residuos, frente al cementerio; centralizará el control de las imágenes captadas en calles, autopistas y subtes
(0)
11 de junio de 2019  

Con 92 puestos de monitoreo y un videowall de 15 metros de ancho por tres de alto, armado con 48 pantallas de 55 pulgadas, que transmite en vivo lo que pasa en distintos puntos de la Capital, la Policía de la Ciudad inauguró el nuevo Centro de Monitoreo Urbano (CMU) Chacarita, que supervisará en vivo las más de 7300 cámaras de vigilancia distribuidas en todos los barrios porteños. El nuevo centro operativo es el más grande de América Latina y tuvo un costo de $160 millones, según informó el Ministerio de Justicia y Seguridad de la Ciudad.

El comando de control cuenta con un despliegue tecnológico "sin igual", dicen en el ministerio, y completa el sistema integral de seguridad pública "un plan exhaustivo que incluye desde la formación de la nueva Policía de la Ciudad hasta el fortalecimiento de la presencia del Estado en las calles, la integración social y la promoción de la transparencia y la participación ciudadana a través de las últimas herramientas tecnológicas e informáticas", según lo describen.

El nuevo comando operativo fue construido, a un costo de $160 millones, en Jorge Newbery al 4200, frente al cementerio de la Chacarita, en una de las viejas naves industriales donde funcionaba la usina incineradora de residuos. Allí se concentrará el monitoreo de las 7329 cámaras desplegadas en la ciudad y, próximamente, también se analizará allí el material registrado por las 4000 videocámaras instaladas en 1000 unidades de varias de las líneas de colectivo del área metropolitana.

Encabezó la presentación ante la prensa el vicejefe de gobierno a cargo del Ministerio de Justicia y Seguridad, Diego Santilli, que señaló: "La tecnología es un valor central para la policía. Esto se suma y comienza a funcionar en conjunto con lo que ya habíamos implementado. El CMU centralizará la información de todas las cámaras de la ciudad en autopistas, subtes, tránsito y el anillo digital. Así sumamos 7329, que nos ayudarán a operar más rápido y a agilizar las investigaciones".

Y agregó: "A este sistema le incluimos el llamado reconocimiento facial, que implementamos hace dos meses y que nos permitió poner a disposición de la Justicia a 689 personas. Para que tengan una idea de lo bien que funciona, hoy apresamos a dos asesinos y a un violador", afirmó.

A Santilli lo acompañaron el secretario de Seguridad, Marcelo D'Alessandro; la secretaria de Administración de Seguridad y Emergencias, Genoveva Ferrero; el jefe de la Policía de la Ciudad, Gabriel Berard, y la comisaria Raquel Cesanelli, jefa del centro.

El CMU Chacarita cuenta con 422 operadores distribuidos en tres turnos. El salón principal tiene instalados 92 puestos de control, cada uno con su monitor led curvo.

Según estimaron los funcionarios porteños, desde que comenzó el año, la Policía de la Ciudad alcanzó un récord de 11.700 personas detenidas. La utilización de las cámaras de seguridad fue clave en unas 3000 intervenciones policiales en el terreno, con la detención de 510 personas.

En el Ministerio de Seguridad y Justicia sostienen que desde fines del año pasado comenzó a revertirse la curva creciente de robos y hurtos, algo que, auguran, se verá cristalizado en la próxima actualización pública de los números del Mapa del Delito porteño.

"El CMU tiene dos grandes objetivos que corresponden a la operacional. El primero es la prevención. Y el otro punto, no menor ni menos relevante, es el apoyo que les da a las investigaciones policiales y judiciales. En lo que va del año tenemos 19.500 requerimientos judiciales en los que se nos solicita registro fílmico, a los que contestamos con un 100% de asertividad", sostuvo Santilli.

Los voceros del ministerio agregaron que en breve entrarán en funcionamiento dos nuevos sistemas, llamados predictivo y forense.

El primero consta de un software que lee las imágenes gracias a un código de 143 tipologías delictuales ya estipulados, como por ejemplo "riña en la calle" o "moto sobre la vereda", y alerta a los operadores.

El forense se utilizará cuando la Justicia envíe datos concretos que necesita con respecto a un registro fílmico en particular, para continuar con una investigación. Según estimaron en la policía porteña, les llegan unos 39.800 oficios judiciales por año. Con este nuevo sistema, el operador introducirá en el software la información requerida y el programa filtrará las imágenes solicitadas sin necesidad de ocupar tiempo de labor humana.

Por último, indicaron que "en pocos meses se sumarán al sistema las 4000 cámaras que están a bordo de los colectivos para también ser parte del engranaje de este modelo de vigilancia".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.