Inteligencia artificial: cada vez más, una herramienta para resolver delitos complejos

Enrique del Carril, director del Centro de Investigaciones Judiciales, y la fiscal de Delitos Informáticos Daniela Dupuy
Enrique del Carril, director del Centro de Investigaciones Judiciales, y la fiscal de Delitos Informáticos Daniela Dupuy Crédito: MPF de la Ciudad
En la ciudad, el Ministerio Público Fiscal la usa para combatir el ciberdelito y la pornografía infantil y para agilizar investigaciones; implementó un software desarrollado en la Argentina
Vanesa Listek
(0)
7 de octubre de 2019  

Ante el aumento de los ciberdelitos, las investigaciones modernas exigen cada vez más el uso de nuevas tecnologías. El Ministerio Público Fiscal de la Ciudad ya comenzó a utilizar la inteligencia artificial (IA) para acortar los tiempos de las investigaciones, tanto por el procesamiento de grandes volúmenes de datos como para la predicción de vías de avance de pesquisas.

El Centro de Investigaciones Judiciales (CIJ) planifica la implementación del sistema Prometea, desarrollado en el país, para el reconocimiento de imágenes y videos en los casos de pornografía infantil.

Así como ya lo puso en práctica el CIJ, el cuerpo de investigadores judiciales comandado por Enrique del Carril, la fiscal porteña Daniela Dupuy y su equipo ya comenzaron a vislumbrar los beneficios de la tecnología en la Unidad Especializada en Delitos Informáticos.

La inteligencia artificial (IA) es un conjunto de técnicas informáticas que incluyen el procesamiento veloz de grandes volúmenes de datos, la facultad que tienen las máquinas de aprender ( machine learning) y la predicción de conductas sobre la base de información previa combinada con algoritmos.

En la ciudad se está implementando Prometea, un sistema creado por el Laboratorio de Innovación e Inteligencia Artificial (IALab) de la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires (UBA) en conjunto con el Ministerio Público Fiscal (MPF) de la ciudad. De hecho, uno de los codirectores del IALab es el fiscal general Luis Cevasco.

Este software, según explicó el MPF, "simplifica, reduce errores, acelera exponencialmente la confección integral de documentos legales y administrativos, impacta de manera decisiva en la efectividad de los derechos en general y, más concretamente, en el principio de igualdad y en el principio de seguridad jurídica".

Para reflejar los beneficios de la tecnología en el entorno público, expertos en la materia se reunieron el miércoles pasado en la Facultad de Derecho de la UBA, donde dialogaron sobre los desafíos que enfrenta la Argentina. El evento "Inteligencia artificial: hacia un nuevo paradigma en el sector público" también contó con la participación de Omar Costilla-Reyes, especialista del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT, en inglés) en el desarrollo del aprendizaje automático, y las ciencias cognitivas y neuronales.

Durante uno de los paneles, Del Carril, Dupuy y Costilla-Reyes explicaron cómo funcionará la IA para hacer frente a los ciberdelitos: desde la identificación de tendencias y patrones para acelerar las investigaciones y la optimización de resultados hasta la asistencia a investigadores y fiscales para que tomen decisiones funcionales más efectivas.

"Todos los días recibimos un promedio de 200 posibles casos de pornografía infantil. Sumado a eso, tenemos una enorme cantidad de peritajes de dispositivos informáticos (de celulares a computadoras y servidores) que mantiene saturado nuestro laboratorio. Por eso buscamos herramientas y estrategias tecnológicas que nos asistan", dijo Del Carril. "El desafío es cómo puede ayudarnos Prometea a poner un primer filtro grande a las imágenes de pornografía infantil".

Para resolver esta necesidad surgió la colaboración con Prometea, que ya comenzó a cambiar el paradigma de gestión estatal. Este software "combina detección y asistencia inteligente, predicción y automatización, para agilizar y optimizar exponencialmente los procesos burocráticos y mejorar los derechos de la ciudadanía".

Corvalán, codirector del IALab y uno de los responsables de organizar el evento del miércoles pasado, dijo a LA NACION que Prometea "potencia la inteligencia humana al hacerse cargo de diversas tareas rutinarias y previsibles".

También simplifica y reduce errores, acelera la confección integral de documentos legales y administrativos. Es decir que se convierte en una herramienta ideal para acelerar todos los casos de pornografía infantil que hoy no están llegando a resolverse en el tiempo deseado por los investigadores.

Para Dupuy, la implementación de Prometea en la Unidad Especializada de Delitos Informáticos significó un antes y un después.

"Nuestro gran caudal de casos se relaciona con la explotación sexual infantil, que comienza por la difusión de un video o una imagen y puede terminar en casos de corrupción de menores, grooming, trata de personas y mucho más. La cantidad abrumadora de casos nos llevó a aplicar esta metodología de machine learning para acelerar el procesamiento de las causas".

Dupuy explicó que apenas reciben un caso deben realizar un decreto de determinación de los hechos que antes les llevaba cuatro minutos, pero que gracias a Prometea les lleva solo uno. En tanto, determinar cuáles de las denuncias recibidas van a investigar y cuáles no es un proceso que con la IA se ha reducido a pocos segundos. Y las cuatro personas que solían realizar este trabajo, que nada tiene que ver con la investigación penal en sí, se han reducido a apenas una.

"Actualmente estamos trabajando con Corvalán para realizar un mapa del delito relativo a la pornografía infantil para conocer y profundizar los perfiles de los autores, las víctimas y el modus operandi. Queremos contar con una 'foto' de la problemática y a partir de eso generar líneas de política criminal", continuó Dupuy.

Del Carril relató que el CIJ está a la vanguardia en la región en cuanto al uso de nuevas tecnologías en la recolección de pruebas durante la etapa de investigación penal. Dijo que están buscando llevar innovaciones al ámbito de los peritajes, como por ejemplo con la intervención temprana de un móvil informático equipado que se traslade a los allanamientos para tomar decisiones sobre qué material se debe secuestrar. Además procuran contar con servidores con discos virtuales para contener la cantidad de información que se acumula en los peritajes, dado que este tipo de contenido requiere de altas capacidades gráficas y mucha memoria RAM.

"Prometea es el nuevo paradigma de organización pública inteligente. Va a ayudar a migrar de una burocracia digital a una inteligente que pueda impactar de una manera más decisiva en los ciudadanos de nuestros países", afirmó Corvalán.

Costilla-Reyes opinó que "la región está muy atrasada" y que "son pocas las experiencias exitosas" en materia de aplicación de IA en el derecho. Dijo que varios gobiernos están cerrados a este tipo de tecnologías, como el de México, mientras que otros, como Colombia, están identificando proyectos que los acerquen más a la visión de los Estados Unidos y los países europeos".

La investigación del experto del MIT se centra en aplicar las ciencias cognitivas a la detección y prevención del crimen. Señaló a LA NACION que vino a la Argentina para gestionar una asociación con Prometea y avanzar en la agenda del país en inteligencia artificial. En particular promueve la participación en la primera Cumbre Latinoamericana sobre Inteligencia Artificial, el AI Latin America SumMIT, que se llevará a cabo en enero de 2020 en la prestigiosa universidad de la ciudad de Boston.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.