La policía de Entre Ríos había anunciado un acuerdo, pero ahora exige la presencia de Sergio Urribarri para levantar la protesta