Mataron a un quiosquero a quemarropa tras resistirse a un robo en San Cristóbal

Cuatro hombres descendieron armados de un auto e ingresaron al local en el barrio de San Cristobal
Cuatro hombres descendieron armados de un auto e ingresaron al local en el barrio de San Cristobal Fuente: Archivo
(0)
8 de julio de 2019  • 09:30

Todo fue muy rápido. Habían pasado 30 minutos de la 1. Cristian Alberto Santoyo Delgado estaba en su maxiquiosco del barrio San Cristóbal cuando cuatro delincuentes ingresaron con intenciones de robo. Habría intentado defenderse con una pistola de aire comprimido, pero fue asesinado a quemarropa de un tiro en el cuello. Los ladrones escaparon sin robar nada.

Así lo informaron a LA NACIÓN fuentes policiales y judiciales. El hecho ocurrió hoy a la 1.30 en el maxiquiosco situado en avenida San Juan al 3218. El comercio, según los registros de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) consultados por los investigadores, está a nombre de Santoyo Delgado, de nacionalidad peruana.

El homicidio es investigado por el fiscal en lo criminal y correccional porteño Marcelo Munilla Lacasa, con la colaboración de personal de la Policía de la Ciudad.

"Hasta el momento, la principal hipótesis es que la víctima intentó resistirse a un robo con una pistola de aire comprimido que fue hallada debajo de su cuerpo. Los asesinos escaparon sin robar nada. En la caja del comercio había dinero, no faltaba mercadería y también encontramos el celular del quiosquero. En la escena del crimen se secuestró una vaina servida calibre 9 milímetros", explicó una fuente del caso.

En el momento de los hechos Santoyo Delgado, de entre 40 y 45 años, estaba solo. El personal de la Policía de la Ciudad que llegó al lugar tras el crimen pudo hablar con testigos; coincidieron en haber visto entrar en el local a cuatro personas que salieron tras las detonaciones.

Según pudo reconstruir la policía, esos sospechosos se escaparon en un Fiat Argo gris en dirección a la avenida Belgrano por la calle 24 de Noviembre.

El fiscal Munilla Lacasa, a cargo del caso, pidió a la Policía de la Ciudad que busque filmaciones de las cámaras de seguridad de la zona para poder reconstruir los hechos e identificar a los responsables.

"Pedido de colaboración"

El negocio donde ocurrió el homicidio está habilitado como quiosco, locutorio y servicio de Internet. Según el Boletín Oficial del gobierno de la Ciudad, el 24 de septiembre de 2016, Santoyo Delgado había denunciado que inspectores de la Agencia Gubernamental de Control (AGC) le habían hecho un "pedido una colaboración" durante una inspección.

"El señor Santoyo Delgado denuncia que en dicho acto inspectivo [sic] uno de los inspectores actuantes le solicitó un ´pedido de colaboración´, el cual fue interpretado como una solicitud de dádivas a fin de evitar la clausura del local comercial", se explicó en el Boletín Oficial, donde se comunicaba el inicio de un sumario administrativo para dos inspectores.

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.