Misterio en el río Luján: detuvieron a un escribano que estaba por arrojar un cadáver al cauce de agua

Detienen a un hombre en Luján cuando intentaba deshacerse de un cuerpo en el río
Detienen a un hombre en Luján cuando intentaba deshacerse de un cuerpo en el río Crédito: Gentileza: Luján en Línea
(0)
14 de mayo de 2020  • 07:45

La detención ocurrió a última hora de ayer cuando un llamado alertó que un vehículo circulaba de manera sospechosa por un camino a la vera del río Luján , en la ciudad homónima. Al arribar al lugar, la policía halló un cuerpo mutilado y a un automovilista con rastros de sangre. El aprehendido es un escribano del municipio de Morón y se investiga si la víctima era su jardinero.

El detenido fue identificado como Ricardo Ignacio Baladía, de 56 años. Según El Civismo, fue el casero del exrestaurante El Colonial el que dio aviso a un funcionario local sobre el rodado BMW que circulaba cerca del puente Mitre, en Luján.

Al llegar al lugar, la policía se acercó a identificar al auto sospechoso que se encontraba detenido en la zona del ex balneario municipal. Los efectivos detectaron que en el vehículo plateado marca BMW, modelo 528, patente CRE834, había un hombre con las manos ensangrentadas y advirtieron que estaba por arrojar al río una valija. En el interior de la maleta había un cadáver descuartizado, consignó la agencia Télam. Los uniformados también encontraron rastros de sangre, y de lo que aparentaba ser masa encefálica, al borde del río. El conductor fue detenido de manera inmediata.

En poder del escribano se secuestraron 20.700 dólares y un DNI a nombre de Miguel Alejandro Pereyra, de 42 años y con domicilio en Castelar, que luego se determinó era la identidad de la víctima. "La persona estaba manchada de sangre, solo dijo que era escribano y que sabía de leyes, y no habló más", dijeron las fuentes consultadas por el medio local.

El auto del escribano homicida
El auto del escribano homicida

La investigación

Un jefe policial afirmó a Télam que se investiga si Pereyra era el jardinero de Baladía en la escribanía. La misma fuente reveló que, en una declaración a la policía, sin validez judicial, el escribano dijo que había matado a ese hombre a balazos y luego lo descuartizó porque lo descubrió robando dentro de su escribanía.

Baladía quedó aprehendido a disposición de la fiscal Mariana Virginia Suárez, de la Unidad Funcional de Instrucción 10 descentralizada de Luján, y fue trasladado a los calabozos de la comisaría 1ra. de ese partido del oeste del conurbano.

Por orden de la fiscal Suárez, a primera hora de esta mañana se allanó la escribanía de Baladía, ubicada en la calle Almirante Brown 1085 de Morón. Allí, los investigadores encontraron manchas de sangre en varios ambientes y secuestraron un cuchillo Tramontina de 33 centímetros y una hidrolavadora marca GAMMA 130 que fue utilizada para borrar los rastros, alterar la escena del hecho, lavando pisos y paredes, según pudo saber LA NACION . De hecho, los choferes de la remisería ubicada frente a la escribanía declararon ante los policías -que realizaban esta mañana el allanamiento- que ayer les llamó la atención ver a Baladía con una hidrolavadora.

Se solicitó colaboración a buzos de Bomberos Voluntarios a los efectos de poder hallar en las profundidades del río arma homicida, como así otros restos humanos.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.