Narcotráfico. Crece el misterio alrededor del helicóptero encontrado en Paraguay

El helicóptero había sido alquilado por la policía bonaerense entre 2017 y 2019
El helicóptero había sido alquilado por la policía bonaerense entre 2017 y 2019
Germán de los Santos
(0)
14 de octubre de 2020  • 21:34

ROSARIO- El helicóptero Robinson 44, patente LV-GWK, propiedad de la empresa Beech Flying, que ingresó a Paraguay el 30 de marzo de 2019, figuraba de color bordó en el permiso de ocho días que le dio la Dirección Nacional de Aviación Civil (Dinac) de Paraguay. Sin embargo, estaba ploteado con los colores y el escudo de la policía bonaerense. En ese momento prestaba servicios para esa fuerza. El helicóptero fue secuestrado el 8 de octubre pasado por orden del fiscal paraguayo Marcelo Pecci, en el marco de una investigación por la fuga del capo narco Jorge Samudio González, alias Samura, del aeródromo Arrayán, propiedad de Gustavo Bogado Brítez, donde se secuestró el helicóptero argentino junto con ocho avionetas.

El fiscal paraguayo puso en duda la versión del titular de la empresa Beech Flying, Leonardo Spokojni, quien había asegurado a LA NACION que el helicóptero estaba en ese hangar "para una reparación".

"Ese establecimiento no está habilitado para reparaciones. Eso resta credibilidad a la posibilidad de que el helicóptero estuviera allí para una reparación", afirmó el fiscal en una conferencia de prensa y rechazó así los argumentos usados por el titular de Beech Flying para explicar el motivo por el que esa aeronave estaba en Paraguay, cuando tenía contrato con la policía bonaerense hasta octubre de ese año.

"Las condiciones de permanencia para esta aeronave que otorga la Fuerza Aérea de Paraguay no se han cumplido. Se gestionó un permiso por ocho días con una matrícula civil y estuvo un año y seis meses en suelo paraguayo", afirmó el fiscal Pecci.

Otra particularidad de este caso es que el helicóptero ploteado como perteneciente a la escuela de vuelo de la policía de la provincia de Buenos Aires fue ingresado, de acuerdo con los registros, como que estaba pintado de color bordó.

La fiscalía paraguaya sospecha que en el hangar allanado se había dado apoyo logístico a la fuga de un jefe del Comando Vermelho
La fiscalía paraguaya sospecha que en el hangar allanado se había dado apoyo logístico a la fuga de un jefe del Comando Vermelho

Spokojni admitió a LA NACION que se registró el ingreso del helicóptero con ese color. Al momento de llegar a Paraguay la aeronave prestaba servicios para la policía de Buenos Aires y estaba ploteada con los colores e insignias de esa fuerza de seguridad.

"Tengo los mails de la empresa que realiza el service de la marca Robinson que prueban que el helicóptero iba a ser sometido a una reparación, pero después hubo problemas con los repuestos", afirmó Spokojni, quien advirtió que su empresa contrató a un despachante de aduana en Paraguay para esas gestiones.

El exministro de Seguridad de Buenos Aires Cristian Ritondo dijo a LA NACION que el helicóptero fue contratado entre 2016 y 2019 para tareas del Operativo Sol. Según una nota enviada a la empresa el 7 de junio de 2019 por el comisario mayor Miguel Ángel Kowalewski, director de Servicios y Operaciones Aéreas, a la empresa se pidió "el desploteo de los colores e insignias de la policía de la provincia de Buenos Aires". La firma Beech Flying no retiró el ploteo.

"No hay forma de comprobar que se cumpliese ese pedido", señalaron fuentes cercanas a Ritondo, que advirtieron que ese requerimiento "solo le servía a la policía para que se sepa que no pertenecía a la fuerza en determinada fecha".

Según autoridades bonaerenses, los dueños del helicóptero debían haber quitado los colores y logos policiales al finalizar el contrato de alquiler
Según autoridades bonaerenses, los dueños del helicóptero debían haber quitado los colores y logos policiales al finalizar el contrato de alquiler

El propio dueño de Beech Flying admitió que cometió un error al enviar el helicóptero hasta Paraguay ploteado. La aeronave hizo dos paradas antes de llegar a Asunción el 30 de marzo, una en Concordia y otra en Formosa, según fuentes de la investigación.

El piloto que ingresó la aeronave a Paraguay es Fernando Maximiliano Calfani Da Rosa, quien sería imputado por registrar la aeronave como civil y no pedir autorización a la fuerza aérea paraguaya, según las fuentes de la causa.

El sábado pasado fue imputado el dueño del hangar, Gustavo Bogado Brítez. El abogado defensor de este empresario es el exministro de Trabajo y Justicia paraguayo Derlis Alcides Céspedes.

El abogado Julio Javier Ríos, que representa en Paraguay a la firma Beech Flying, dijo a la radio Ñandutí que su misión "es recuperar el helicóptero" secuestrado, y aseguró: "Si surge alguna vinculación con el narcotráfico me voy a apartar de este caso".

Ríos fue hasta el 11 de septiembre de 2019 ministro de Justicia de Paraguay, cuando renunció luego de que en un golpe comando se fugara Jorge Teófilo Samudio González, alias Samura, un narco ligado a la organización brasileña Comando Vermelho. El fiscal Pecci aseguró que el allanamiento al hangar en el aeródromo de Arrayán se debió a que hay fuertes indicios de que el narco prófugo había abordado allí una aeronave.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.