Pablo Ventura sobre los acusados: "Yo ni los saludo"

Pablo Ventura, el día de su excarcelación
Pablo Ventura, el día de su excarcelación Fuente: LA NACION - Crédito: Hernán Zenteno / Enviado Especial
(0)
7 de febrero de 2020  • 12:24

Cuando todavía era conocido como "el imputado 11", Pablo Ventura fue indagado por su presunto participación en el homicidio de Fernando Báez Sosa. En el momento en que los funcionarios judiciales le preguntaron si conocía a los otros diez acusados, el joven remero sostuvo: "Sí, los conozco de mi ciudad [por Zárate]. Nada más. No tengo amistad con ellos. Yo ni los saludo".

Así se desprende del expediente judicial, al que LA NACION tuvo acceso en las últimas horas. Ventura, que se dedica al remo y no al rugby como los diez acusados, estuvo detenido cuatro días hasta que fue excarcelado. Hace tres días, e l juez de Garantías de Dolores David Mancinelli, aceptó el pedido de la defensa y dictó el sobreseimiento.

"Yo en ningún momento estuve en Villa Gesell [durante el homicidio de Báez Sosa] ni pensaba venir [hasta que fue trasladado por la policía bonaerense]", sostuvo Ventura en el comienzo de su declaración indagatoria.

Cuando los funcionarios judiciales le preguntaron si había tenido algún incidente previo con los diez acusados de haber matado a Báez Sosa, todo oriundos de Zárate como él, Ventura explicó: " El único conflicto es que ellos entrenan rugby y yo remo. No sé por qué pero hay un odio entre las actividades. Solo eso. Supongo que debe ser por eso la bronca".

La pregunta sobre el conflicto previo con los acusados fue hecha porque, según fuentes del caso, Ventura fue vinculado en la causa cuando fue nombrado por algunos de los imputados en el momento de ser detenidos.

Según consta en el expediente, los investigadores pusieron bajo la lupa a Ventura antes del mediodía del 18 de enero pasado, y por testimonios y averiguaciones, determinaran que un sospechoso llamado "Pablo Ventura" se había ido de Villa Gesell en un Peugeot 208 blanco a las 7.30, antes de que llegaran los detectives policiales a la casa que alquilaban los sospechosos. Tanta precisión con respecto a un nombre y apellido y un auto que efectivamente coincidía con él solo podía haber llegado a conocimiento de la policía, a esa hora, por boca de alguien que lo conociera y que, eventualmente, tuviera alguna inquina en su contra.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.