Robaron una ambulancia del SAME en la puerta de un hospital de Villa Devoto

El móvil pertenecía al hospital Zubizarreta y cuando se produjo el asalto su conductor lo limpiaba en la calle; los ladrones se llevaron al chofer, quien apareció en Boulogne
Andrés Colombres
(0)
18 de febrero de 2013  

Un grave hecho sucedió en el barrio porteño de Villa Devoto, cuando dos delincuentes armados robaron una ambulancia del Servicio de Atención Médica de Emergencias (SAME) en la puerta del hospital Zubizarreta.

El hecho ocurrió en el mediodía de ayer, alrededor de las 12.30, cuando dos jóvenes armados amenazaron al chofer, que en ese momento lavaba el móvil en plena calle. Cuando el chofer estaba por ingresar la ambulancia al hospital fue abordado por los dos delincuentes, que tomaron el control del vehículo y huyeron del lugar llevándose, también, al chofer. El robo se produjo en la puerta del hospital, situado en la calle Nueva York al 3900, frente a la plaza Arenales.

El titular del SAME, Alberto Crescenti, aseguró a LA NACION que comenzaron a sospechar que algo raro había sucedido cuando en la central operativa intentaban comunicarse con el móvil para darle instrucciones de una alerta de auxilio y nadie contestaba. "El hospital Zubizarreta cuenta con dos móviles de estas características y que se hayan robado uno es una situación muy grave. Este vehículo cuenta con un equipamiento de alta complejidad médica y por eso es muy importante que aparezca", explicó Crescenti.

El personal del SAME se enteró de lo que había sucedido cuando el propio chofer de la ambulancia se logró comunicar con ellos. Según fuentes policiales, el hombre fue liberado en perfecto estado de salud en la intersección de la Panamericana y la calle Rolón, en la localidad bonaerense de Boulogne, partido de San Isidro. Al parecer, al chofer lo habrían llevado a otro auto durante el recorrido que hicieron los ladrones una vez al mando de la ambulancia. Desde el SAME explicaron que estos vehículos cuentan con un rastreador satelital y no descartan que los delincuentes lo hayan desactivado para imposibilitar su rastreo.

En el SAME aseguraron a LA NACION que el organismo cuenta con 120 móviles de estas características y que debido al equipamiento que poseen su valor ronda los 400.000 pesos. Además, pidieron a la sociedad que cualquier información sobre la ambulancia robada, un modelo Sprinter Mercedes Benz 298 con patente IAV 382, la comuniquen a las autoridades lo antes posible. "Pedimos a toda la ciudadanía que si alguien la llega a ver haga la denuncia correspondiente. Se trata de una herramienta indispensable para nuestro trabajo y, por la complejidad de su equipamiento, es muy importante que aparezca", dijo el titular del SAME.

Tras el robo, el chofer denunció lo ocurrido ante el personal de la comisaría 45» de la Policía Federal y la causa quedó a cargo de la Fiscalía Nacional de Instrucción 34. Según fuentes de la investigación, hay personal de la Policía Federal, de la bonaerense y de la Metropolitana trabajando en el caso.

Otro robo inusual

El interno 613 de la línea 603 de colectivos, que pertenece a la empresa Micro Ómnibus de Berazategui SA, fue robado el jueves de la semana pasada cuando llegaba al final de su recorrido en la localidad bonaerense de Berazategui.

El hecho ocurrió alrededor de las 23.30, cuando en pleno viaje tres sujetos armados subieron al colectivo y redujeron al chofer, al cual le robaron sus pertenencias, y lo obligaron a bajarse del colectivo.

Tras el asalto, los delincuentes tomaron el control del vehículo y escaparon sin dejar rastro. Según fuentes policiales, el colectivo fue interceptado en horas de la madrugada en las calles 119 y 59 del barrio Marítimo, en el partido de Berazategui.

La denuncia fue realizada por la empresa dueña del colectivo en la comisaría 1a. de Berazategui, e intervino el fiscal Daniel Ichazo, de la Unidad Funcional de Instrucción en turno descentralizada de ese partido bonaerense.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.