Se negó a declarar el escribano que arrojó un cuerpo desmembrado en el río Luján

Peritos de la policía bonaerense trabajaron en el exbalneario municipal de Luján, donde fue atrapado el sospechoso de un brutal crimen
Peritos de la policía bonaerense trabajaron en el exbalneario municipal de Luján, donde fue atrapado el sospechoso de un brutal crimen
(0)
15 de mayo de 2020  • 19:49

El escribano detenido en la noche del pasado miércoles cuando fue sorprendido arrojando el cadáver descuartizado de un hombre a orillas del río Luján , a 50 metros de la basílica de esa localidad, se negó hoy a declarar ante la fiscal de la causa, según informaron fuentes judiciales.

Se trata de Ricardo Ignacio Baladía , de 56 años, quien fue trasladado a la sede de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 10 descentralizada de Luján para ser indagado por Mariana Virginia Suárez, interinamente a cargo de esa dependencia. Fuentes judiciales informaron a Télam que la fiscal imputó al sospechoso por el delito de "homicidio simple" y pidió la conversión de la aprehensión en detención ante el Juzgado de Garantías 1.

Baladía está acusado de matar y descuartizar a quien se cree que era un jardinero de 42 años domiciliado en Villa Tesei, que aún no fue identificado formalmente ya que solo fueron halladas partes de restos humanos.

Según las fuentes, en una declaración a la policía, sin validez judicial, el escribano detenido dijo que había matado a ese hombre porque le había robado en su escribanía. Hace un tiempo, Baladía hizo una denuncia judicial por el hurto de $50.000, pero había señalado a una mujer como presunta responsable. La oficina comercial del escribano quedó señalada como la escena del crimen luego de un allanamiento en el que se detectaron manchas de sangre.

Se realizaron peritajes en el vehículo del escribano detenido
Se realizaron peritajes en el vehículo del escribano detenido

De acuerdo con los resultados de la autopsia realizada sobre las partes mutiladas del cuerpo, la muerte de la víctima fue producto de una herida de arma blanca de un solo filo a la altura del tórax. Luego de la muerte fue desmembrado el cuerpo, lo que se realizó aparentemente con un hacha o una sierra hallados en poder del acusado.

Los forenses le dijeron a la fiscal tras la autopsia que les llamó la atención la cantidad de lesiones post mortem detectadas y consideraron el hecho como una obra "morbosa", que demuestra "odio" y que es producto de "una mente perturbada", añadieron los voceros.

El hecho se descubrió el miércoles alrededor de las 21 en la zona conocida como Recreo Colonial, un paseo que está siendo restaurado por el municipio y donde además hay un restaurante a orillas del río Luján.

Un vecino vio un auto sospechoso detenido y escuchó que arrojaban algo al agua, por lo que se comunicó con la Secretaría de Seguridad de Luján, desde donde enviaron un móvil policial.

En ese momento fue detenido el escribano y los uniformados descubrieron entonces el torso de un cadáver con la cabeza destruida y un balde con otros restos humanos en el baúl del vehículo. También fueron hallados US$20.700.

Además fue encontrado el documento de la presunta víctima, que sería Miguel Alejandro Pereyra , de 42 años, un jardinero cuyo vínculo con el escribano se investiga.

Los voceros judiciales indicaron que se intenta verificar si Baladía estuvo internado en la clínica de salud mental Hogar San Juan de Dios, de Luján, una situación a la que el propio escribano hizo referencia en el momento del arresto.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.