Dieron de alta a Baby Etchecopar: "Recen por Federico", pidió entre lágrimas

La amenaza escrita que recibió ayer el conductor antes de dejar la clínica esta mañana
La amenaza escrita que recibió ayer el conductor antes de dejar la clínica esta mañana Crédito: C5N
El conductor de radio dejó esta mañana el Hospital Central; su hijo sigue internado en terapia intensiva; el fiscal dispuso ayer una fuerte custodia policial
(0)
21 de marzo de 2012  • 20:43

Casi una semana después de permanecer internado y haber sido intervenido quirúrgicamente, el conductor de radio Angel "Baby" Ecthecopar fue dado de alta esta mañana en el Hospital Central de San Isidro tras su pronta recuperación.

"Vivimos una tragedia", expresó Etchecopar con la voz entrecortada ante la presencia de los medios. "No tengo más que palabras de agradecimiento por todo el apoyo del hospital y de mis compañeros", sostuvo, y entre lágrimas pidió: "Recen por Federico".

Visiblemente conmovido, el conductor de radio también dirigió algunas palabras a sus colegas de Radio 10: "Quiero agradecer a mi jefe [Daniel Hadad] y a Pagano [José Luis, director de Radio 10], que me agarraron la mano para que no me vaya, ni yo ni mi hijo".

Al cabo de un breve intercambio con la prensa, Baby se quebró y dio por finalizada las preguntas de los colegas que se habían acercado hasta el lugar.

La salida de Baby del hospital había sido anticipada ayer por la propia directora de ese centro de salud al brindar un nuevo parte médico. En esa oportunidad, Susana Guidi Rojo confirmó que Etchecopar estaba en buenas condiciones para abandonar la clínica en el día de hoy.

En tanto, su hijo, continuará internado. Federico Etchecopar fue alcanzado por un disparo que le afectó un pulmón y otro que le causó complicaciones en la zona renal, por lo que es mantenido en terapia intensiva desde la noche del 12 de marzo pasado, día en que fueron víctimas de un brutal asalto en su casa de San Isidro.

Una amenaza que causó alarma

Fuera del parte médico, se conoció ayer que Baby fue objeto de una amenaza escrita mientras estaba internado. Se trató de una carta anónima con la imagen de "San La Muerte" –el santo venerado por los delincuentes- que le llegó al hospital de la mano de un amigo que se encargó de recibir la correspondencia durante estos días.

"Gil, ortiba, mataste a mi compañero. Así va a morir tu hijo y tu puta cría. No reconozcas a nadie. Rescatate", decía el texto según señaló a la agencia Télam una fuente policial que investiga la amenaza.

Por otro lado, la carta motivó a que el fiscal a cargo del caso, Andrés Zárate, ordenara reforzar la seguridad de Etchecopar y su hijo en el hospital y también en su domicilio.

El brutal asalto

El conductor de radio y su hijo fueron baleados la noche del lunes 12 de marzo durante un asalto en su casa de San Isidro. En el mismo hecho, al cabo de un tiroteo, murió uno de los delincuentes y al menos otros dos alcanzaron a escapar, pero ya fueron detenidos.

Uno de ellos fue apresado en el hospital Thompson de San Martín, adonde lo llevó su padre para que lo asistieran de dos balazos recibidos en el asalto. En tanto, el otro, fue detenido ayer por la policía bonaerense.

El hijo de "Baby" recibió entre dos y tres tiros en el tórax y uno de los proyectiles le perforó el pulmón. El actor, en tanto, recibió impactos de bala en ambas piernas -que le causaron una fractura expuesta en el miembro inferior derecho- y en la zona baja de la espalda, según informaron a LA NACION allegados a las víctimas.

Ambos estuvieron internados en el Hospital Central de San Isidro desde entonces.

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.