Una “cacería” entre narcos para vengarse de la muerte del Pájaro Cantero

La Justicia de Santa Fe procesó a Luis “Pollo” Bassi, Milton Damario y Facundo Muñoz por el asesinato del líder de la banda de los Monos; en el fallo se revela una “guerra” por territorio y poder
Germán de los Santos
(0)
3 de julio de 2014  • 07:37

Rosario.-La Justicia rosarina procesó ayer a Luis "Pollo" Bassi, Milton Damario y Facundo Muñoz por el crimen de Claudio "Pájaro" Cantero, el líder de la banda de los Monos, que murió de tres disparos la madrugada del 26 de mayo de 2013 en la puerta de un boliche en Villa Gobernador Gálvez. El homicidio de Cantero, principal referente del grupo narcocriminal de Rosario, desató un raid de venganzas que se tradujo en cuatro asesinatos en menos de una semana y pretendió generar además, como advirtió en la investigación, una guerra para ganar el territorio de la venta de drogas, que se cristalizó en parte en las cifras de homicidios: 264 en 2013 y 136 en lo que va del año.

Cantero fue asesinado a las 5,45 el 26 de mayo de 2013 en la puerta de un boliche en Villa Gobernador Gálvez, donde desde una Ecosport gris realizaron 15 disparos que mataron al líder de los Monos e hirieron a Lisandro Luis Mena, un muchacho que fue testigo del hecho y fue ejecutado el 24 de diciembre pasado en Batlle Ordóñez y Oroño, a pocos metros del casino de Rosario. Desde un primer momento el clan Cantero puso en la mira a un joven de 29 años de Villa Gobernador Gálvez que había estado vinculado hace tiempo a la banda y también a la barra brava de Newell’s, y que ahora pretendía ocupar un espacio más grande en el mapa de la venta de estupefacientes.

Bassi – un hombre que se hizo conocido en el mundo del hampa como barrabrava de Newell’s– está preso desde el 25 de setiembre pasado, cuando decidió entregarse a la Justicia tras permanecer 117 días prófugo. Ayer se enteró del procesamiento por el crimen de Cantero en la cárcel de la localidad de Federal, en Entre Ríos, donde fue trasladado en marzo pasado desde el penal de Piñero, a unos 20 kilómetros de Rosario. Está en otra provincia porque su familia había advertido que lo iba a matar un compañero de celda: Ariel "Guille" Cantero, hermano del Pájaro, líder de la banda de Los Monos.

El juez de Instrucción Nº11 Juan Donnola procesó ayer a Bassi, a Damario y a Muñoz por el homicidio de Cantero luego de reunir en un expediente de once cuerpos un entramado de pruebas y testimonios –muchos de ellos obtenidos a través de intervenciones telefónicas– que describen una lucha sangrienta entre los Bassi y los Cantero por el control de la venta de drogas en la zona sur de Rosario y Villa Gobernador Gálvez. En esa "guerra" la familia del Pollo, de 29 años, tiene cicatrices recientes. Sus dos hermanos, Leonardo y Maximiliano, fueron asesinados el 31 de diciembre y el 12 de febrero pasado, respectivamente. Él juró desde la cárcel venganza: "Empujan a la gente a la violencia, a matar".

En el fallo que se conoció ayer el juez Donnola señala que tras el crimen de Cantero los principales referentes de la banda, como Ramón Machuca y Ariel "Guille" Cantero, iniciaron "una cacería" contra los supuestos asesinos del Pájaro. Unas horas después del asesinato del Pájaro se montó un plan para vengar la muerte de Cantero.

El 27 de mayo en las inmediaciones de los tribunales miembros de la banda siguen a Diego Demarre, el dueño del boliche Infinity Night, donde en la puerta se produjo el crimen. Demarre sabía que estaba acusado de ser el entregador del Pájaro. Y por ese motivo decidió presentarse a declarar espontáneamente en la justicia. Pero unos minutos después de que salió de ese edificio lo interceptaron en Maipú y Seguí, donde desde un Bora blanco Guille Cantero y Jorge Chamorro lo acribillan de siete balazos. Un día después en esa persecución desenfrenada dos sicarios de los Monos cometieron errores que costaron tres vidas, como fue el ataque que realizaron en Francia al 4400, donde dos hombres en moto hicieron 30 tiros contra una camioneta Nissan y mataron a Nahuel César, su madre Norma y Marcelo Alomar. Dos niños que iban en el vehículo resultaron heridos. Era la familia de Milton César, un joven con un extenso historial delictivo del barrio La Tablada, que fue sindicado en las primeras horas como uno de los autores materiales del crimen del Pájaro Cantero. Después se supo que los Monos recibieron información equivocada. Era otro Milton. Milton Damario, un joven de 25 años, que había pasado a "trabajar" como asesino a sueldo de Bassi. Damario está preso desde el 11 de setiembre pasado tras ser detenido en una VW Amarok en una estación de servicio cerca de la localidad de Coronda.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.