Una chica murió en una fiesta electrónica

La autopsia reveló que la joven, de 20 años, había consumido éxtasis; otros cuatro intoxicados
Germán de los Santos
(0)
3 de enero de 2017  

ROSARIO.- Una joven rosarina de 20 años murió ayer a causa del consumo de drogas sintéticas que habría ingerido en una fiesta electrónica realizada en Arroyo Seco, a unos 30 kilómetros al sur de esta ciudad. Junto a la chica, que falleció en el hospital Provincial, ingresaron otras cuatro personas con síntomas similares de consumo, aparentemente, de éxtasis. Giuliana Maldovan murió por una "hemorragia generalizada", según los médicos.

La autopsia, según señalaron en el Instituto Médico Legal, confirmó que la joven había ingerido éxtasis el sábado 31 de diciembre, en una fiesta electrónica que se realizó en el boliche Punta Stage, en el ingreso a la localidad de Arroyo Seco. En ese predio tocó el DJ británico Sasha.

El fiscal de la Unidad de Homicidios Culposos, Walter Jurado, a cargo de la investigación de la muerte de Maldovan, advirtió que los primeros indicios apuntan a que el deceso de la chica tiene vinculación con el consumo y la venta de estupefacientes, por lo que la causa pasaría a la Justicia federal.

"La joven fallecida sufrió complicaciones por estímulo en el sistema nervioso central que le provocó hemorragias. Pero las complicaciones que se producen con el consumo de éxtasis pueden ser del orden de un accidente cerebro vascular hemorrágico, infarto de miocardio o hemorragia a nivel de vísceras abdominales", explicó la directora del Instituto Médico Legal, Alicia Cadierno. La médica consideró que "estos casos son muy complicados de tratar porque las pastillas que toman los chicos son una mezcla de sustancias que generan diferentes reacciones químicas".

Como esta fiesta no se realizó en la ciudad de Rosario, se evitaron los controles previstos por las ordenanzas aprobadas el año pasado luego de la trágica fiesta electrónica Time Warp en el predio de Costa Salguero, Buenos Aires, donde hubo cinco muertes por el consumo de sustancias sintéticas, en abril pasado. Muchos jóvenes porteños fueron a la fiesta en Arroyo Seco debido a que en la ciudad de Buenos Aires ese tipo de eventos está prohibido.

En diálogo con LA NACION, Germán S., quien concurrió con su pareja a la fiesta, contó que poco después de las 3.30 optó por volver a Rosario porque al ver la situación pensó: "Esto es una bomba de tiempo".

"Nunca vi algo similar. No había agua gratuita y se vendía en una sola barra. La gente estaba sofocada y desesperada por el calor y porque el lugar estaba saturado", contó. El joven advirtió que cuando abrieron las puertas, a las 2.30, una hora después de lo previsto, había controles de seguridad, pero que después se levantaron por la gran cantidad de gente que pretendía entrar. "Después empecé a ver cosas extrañas. Un joven vendía drogas (éxtasis, popper y cocaína) desde el VIP y la gente parecía saberlo", apuntó.

José Luis Murina, médico que atendió a la joven que murió, dijo que la paciente presentaba un cuadro de "excitación psicomotriz". Se la atendió en una ambulancia en el lugar y luego se la trasladó al hospital N° 50 de la zona y después al Provincial, donde falleció.

El peligro de las drogas sintéticas

Giuliana Maldovan: fallecida
Giuliana Maldovan: fallecida

Descontrol

La chica, de 20 años, murió por una hemorragia generalizada tras haber consumido éxtasis. Los médicos que la atendieron en el boliche Punta Stage dijeron que pegaba patadas y manotazos antes de entrar en coma.

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.