Una joven fotógrafa denunció que fue secuestrada, golpeada y drogada

La víctima fue interceptada cuando salía de su estudio en Temperley
La víctima fue interceptada cuando salía de su estudio en Temperley Fuente: LA NACION
Gabriel Di Nicola
(0)
23 de mayo de 2020  • 17:02

Melina H. tiene 26 años y es fotógrafa. Se dedicada a retratar a bebés recién nacidos. Anoche, según denunció su familia, fue secuestrada cuando salió de su estudio de Temperley. Por medio de mensajes de WhatsApp, los captores le exigieron a sus padres 50.000 pesos a cambio de su liberación. Finalmente no se pagó rescate y la joven apareció en Villa Albertina, en Lomas de Zamora. La víctima se encuentra internada porque, mientras estuvo cautiva, habría sido drogada.

Así lo afirmó a LA NACION el padre de la joven fotógrafa, Jorge H.. Aseguró que el primer mensaje extorsivo fue enviado desde el teléfono celular de la víctima. "Queremos 50.000 pesos o le cortamos los dedos", amenazaron los delincuentes.

Lo primero que hizo el padre de la joven fue llamar a Juan Carlos Blumberg, a quien conoce por intermedio de una familia amiga. Después se comunicó con la policía bonaerense y tomó intervención el Gabinete Antisecuestros de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de Lomas de Zamora.

"Anoche, a las 20.45, nos llamó Melina y nos dijo que ya había terminado de trabajar y que en un rato iba a estar en casa, en Longchamps. Pero pasaba el tiempo y no llegaba. A las 22.45 recibimos el primer mensaje extorsivo", recordó el padre de la víctima.

La joven habría estado cautiva en su vehículo, un Renalut Captur. "La golpearon con la culata de un arma en la cabeza y se desvaneció. Cuando se despertó tenía una pastilla en la boca y la obligaron a tomársela", dijo el padre de la víctima.

El mensaje que recibió la familia.
El mensaje que recibió la familia.

La negociación del rescate estuvo coordinada por los especialistas antisecuestros de la policía bonaerense, mientras intentaban interceptar las comunicaciones.

"Es extraño que no hubiese ninguna llamada de voz y que los supuestos captores solo se hayan comunicado por medio de WhatsApp. Estamos investigando el caso", sostuvo a LA NACION una fuente de la investigación.

Finalmente, sin que se pagará rescate, la joven fue liberada. "A las 0.45 de hoy nos llamaron desde un teléfono desconocido. Era mi hija y nos llamaba desde un quiosco dónde fue a pedir ayuda después de que la abandonaran. Solo recordaba que una voz femenina dijo 'soltala que no nos sirve'", sostuvo el padre de la joven.

Estaba a salvo, pero dolorida y con la certeza de que la habían drogado. Fue trasladada a una clínica de Temperley dónde le hicieron una tomografía y, por medio de análisis de sangre y orina, se confirmó que la presencia de alguna sustancia.

Según el padre de la joven, su hija se despertó en el asiento trasero "amordazada con una bombacha vieja y con una pastilla en la boca".

El caso quedó a cargo del fiscal federal de Lomas de Zamora Sergio Mola, que tiene la colaboración de la Unidad Fiscal Especializada en Secuestros Extorsivos (Ufese), a cargo de Santiago Marquevich.

Según el padre de la joven, los secuestradores le robaron a su hija el vehículo y el teléfono celular. Ese Renault fue encontrado hoy por la policía bonaerense en Villa Centenario, estacionado a tres cuadras del lugar donde apareció la víctima.

El fiscal Mola ordenó al personal policial que levantasen rastros para determinar si quedaron huellas o ADN de los sindicados secuestradores.

"Encima, como por protocolo tenía que revisarla un médico, nos hicieron llamar al SAME provincial, pero la ambulancia tardo más de una hora y media", agrego el padre de la víctima. Entonces decidieron llevarla a una clínica privada.

En alza

Si bien durante abril pasado no hubo secuestros extorsivos en la provincia de Buenos Aires, en mayo se registraron tres episodios.

El martes pasado, un escribano de 64 años fue secuestrado por una banda de al menos tres delincuentes que lo capturaron cuando llegaba a su casa, en Ituzaingó. Fue liberado casi una hora después, luego de que su mujer pagara un rescate de U$S 10.000 y 40.000 pesos, que fue obligada a dejar en los alrededores de la cancha del club Deportivo Morón.

El otro hecho ocurrió el 7 de este mes, también en Ituzaingó. En ese caso, la víctima fue liberada antes de que se pagara el rescate.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.