Crimen de Olivares: Uruguay extraditará al supuesto asesino, pero no podrán condenarlo a perpetua

Es el principal sospechoso de haber matado a balazos al diputado Héctor Olivares (foto) y al funcionario Miguel Yadón
Es el principal sospechoso de haber matado a balazos al diputado Héctor Olivares (foto) y al funcionario Miguel Yadón Crédito: Twitter
(0)
14 de mayo de 2019  • 17:56

Juan José Navarro Cádiz será extraditado desde Uruguay como presunto autor de los disparos que mataron al diputado nacional Héctor Olivares y a su amigo y asesor Miguel Yadón. Conocido con el apodo de Cebolla, Navarro Cádiz se sumaría a la teoría del tirador loco, que es sustentada por el resto de los detenidos, que ampliaron sus declaraciones indagatorias. En esa versión defensiva, los asesinatos de Olivares y Yadón solo fueron causados por el azar de una caminata en la Plaza del Congreso, justo en el momento en que Navarro Cádiz habría decidido disparar con una pistola calibre 40 tras una noche de alcohol y drogas. Los investigadores policiales estiman, en cambio, que hubo un ataque premeditado con Yadón como objetivo primario de una venganza personal. Buscan ahora que diferentes peritajes, en teléfonos y redes sociales, apuntalen esa hipótesis. Por lo pronto, Navarro Cádiz regresaría a la Argentina con la expectativa al menos de no recibir una pena de prisión perpetua por el doble homicidio.

Uruguay aceptó el pedido de extradición enviado por el juez Mariano Iturralde, pero impuso la condición de que el sospechoso no reciba una pena superior a la prevista en el Código Penal uruguayo.

De todas maneras, la potencial condena que podría esperar en la Argentina a Navarro Cádiz-en el video del ataque se lo observa bajarse del automóvil y descartar balas y vainas en al menos dos cestos-, ya que la máxima condena prevista por la legislación uruguaya es de 30 años de prisión.

"El juez dictó sentencia de extradición", que fue "consentida por las partes (defensa, imputado y fiscalía)", explicó el fiscal del caso en Montevideo, Juan Gómez. La aceptación del imputado permite un proceso de extradición simplificado y rápido, explicó el letrado, según consignó la agencia AFP.

La partida del ciudadano argentino de suelo uruguayo "depende de la aceptación de las condiciones que impuso el juez" del caso en Uruguay, explicó Gómez, en particular que no sea condenado a cadena perpetua, una pena que no está contemplada en la legislación local.

Mientras en Buenos Aires los detenidos -todos vinculados por lazos familiares- ratificaron ante el juez Iturralde y la fiscal Estela Andrades la idea de un ataque no preparado y la sorpresa que les generó la reacción de Navarro Cádiz, el abogado del sospechoso detenido en Uruguay sumó otra parte de la teoría que es la base de la posición defensiva de todos los integrantes del clan familiar: se trató solo de un acto negligente.

El abogado Ramón Arigós, quien se presentó en el Juzgado en lo Criminal y Correccional 16 de la Capital Federal como abogado de Navarro Cádiz, aseguró a Télam que la versión que dan los allegados al acusado indica que "los disparos estaban dirigidos a un cesto de basura y las víctimas se cruzaron en la línea de tiro". Aclaró el abogado que aún no tomó contacto con su defendido y que ese relato es el manejado por los familiares, cinco de los cuales están detenidos.

"Necesitaba sacar la tensión"

Más allá de la posición de Navarro Cádiz, otros detenidos agregaron detalles en sus testimonios judiciales. "Ya viene la ayuda", fue la frase utilizada por Juan Jesús Fernández -el robusto hombre al que se ve bajarse del vehículo segundos después de los disparos- para consignar su diálogo con el diputado Olivares, cuando este pedía asistencia al recibir el balazo que poco después terminaría con su vida. Esa habría sido la explicación dada por el sospechoso ante la Justicia -según informó Télam- en su segunda declaración judicial al cambiarse la carátula a doble homicidio.

Juan José Navarro Cadiz fue el tirador, según su primo y dueño del auto desde el que partieron los disparos, Juan Jesús Fernández
Juan José Navarro Cadiz fue el tirador, según su primo y dueño del auto desde el que partieron los disparos, Juan Jesús Fernández

Fernández fue atrapado en Concepción del Uruguay cuando intentaba escaparse junto con Miguel Navarro Fernández, padre del supuesto tirador. El dueño del vehículo utilizado en el homicidio volvió a contar que el ataque fue algo espontáneo, producto de una noche de consumo de sustancias psicoactivas, como el alcohol. Aseguró, según la versión obtenida por la agencia Télam, que se enojó con Navarro Cádiz, pero reconoció que volvió a reunirse con él y con otros familiares en el Microcenter de Escobar. Desde allí todo el grupo partió hacia Entre Ríos. Navarro Cádiz logró cruzar la frontera -acompañado por su madre, tía y hermana- antes de que se emitiese una orden de captura en su contra. Los investigadores consiguieron su identidad a las 3 del viernes. El sospechoso había logrado llegar a Paysandú a la 1.49.

Con algunas lagunas, el imputado Juan Jesús Fernández contó, además, que su primo Navarro Cádiz tenía "problemas matrimoniales" con su esposa porque él gastaba mucha plata y que ella había viajado a Uruguay y lo había dejado a cargo de sus dos hijos.

"Estaba un poquito molesto, necesitaba sacar la tensión acumulada por el matrimonio", sostuvo Mohamed, aunque reconoció que luego de que el joven disparó a las víctimas lo echó del auto y le dijo: "¡Mira lo que has hecho, sal!".

Tras el mortal ataque, Fernández se reunió nuevamente con su primo en una casa familiar y allí se decidió volver a encontrarse en Escobar, donde iniciaron la fuga.

La teoría del tirador loco

Posición defensiva

Cinco detenidos ampliaron ayer sus declaraciones indagatorias y ratificaron la idea sobre muertes provocadas al azar, en una teoría que invoca la responsabilidad de un tirador loco, en ese caso Juan José Navarro Cádiz, arrestado en Uruguay. Esa posición sostenida por la defensa de los imputados sería consolidada incluso con la declaración de Navarro Cádiz. Según su abogado en Buenos Aires, el relato que tiene apunta a que el diputado Héctor Olivares y su asesor Miguel Yadón se cruzaron en la línea de tiro, ya que su defendido habría apuntado contra un cesto de basura.

Al azar

En su declaración de ayer, Juan Jesús Fernández, el dueño del vehículo usado en el doble crimen, expuso que su primo Navarro Cádiz estaba mal por peleas con su esposa. En ese relato, Navarro Cádiz habría disparado alcoholizado y sin motivo.

Fuga colectiva

Juan Jesús Fernández habría aportado datos sobre al menos dos reuniones familiares realizadas pocas horas después del ataque, situación que marcaría una coordinación de la fuga.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.