Violación en Miramar: identifican dos ADN, pero solo uno pertenece a un detenido

Fuente: LA NACION - Crédito: Mauro V. Rizzi
(0)
22 de febrero de 2019  • 18:22

MAR DEL PLATA.- Dos de los acusados aseguraron haber tenido sexo "consentido" con la menor de 14 años que denunció haber sido violada durante las primeras horas de este año en un camping de Miramar . Los estudios genéticos ordenados por la justicia determinan existencia de dos ADN, pero solo uno corresponde a uno de los tres detenidos que tiene el caso. El otro, como había anticipado LA NACION, pertenece a un joven que en esa causa declaró como testigo y admitió que había mantenido relaciones con la misma adolescente después del brindis de Año Nuevo.

La defensa, que había pedido la excarcelación de Lucas Pitman, Tomás Jaime y Juan Cruz Villalba, con estos resultados en manos insistirá para que cesen las prisiones preventivas que sobre ellos había dispuesto el juez de Garantías Saúl Errandonea a pedido de la fiscal Florencia Salas.

Pitman es el único de los cinco acusados que aparece más comprometido con esta novedad que aporta la investigación. Jaime había declarado que también tuvo relaciones con la víctima pero con sexo oral y sin eyaculación. Así se entiende que no aparezca su semen ni en los hisopados ni en prendas de la adolescente.

Los abogados de los detenidos insistirán ahora con que no hubo delito sino que, tal como sus clientes relataron durante las indagatorias, dos de ellos reconocieron que estuvieron con la menor en la carpa donde pernoctaban en el Camping El Durazno pero "sin violencia". Otros tres aseguraron que dormían fuera, dos en una Traffic y otro en una reposera. La incertidumbre ronda la situación de Villalba, a quien la menor señaló en una rueda de reconocimiento como uno de los que abusaron de ella.

En cuanto al segundo ADN, el joven, de 20 años, reconoció que tuvo sexo con la menor y sobre él no existe denuncia alguna. Por ahora es un testigo dentro de este expediente.

El caso se conoció casi al amanecer del primer día de este año. La menor y sus padres pasaban Año Nuevo en un bungalow de El Durazno junto a otras familias. En el sector de carpas acampaban Pitman, Jaime, Villalba y también Emanuel Díaz y Roberto Costa, que recuperaron la libertad cuando la víctima solo identificó a los primeros tres como sus abusadores. A media madrugada no la encontraban y los familiares y amigos salieron a buscarla. Su madre la ubicó cuando estaba con al menos dos de los acusados.

La fiscal Salas aseguró que, más allá de estos resultados de peritajes genéticos, su acusación "no varía en lo más mínimo". De hecho anticipó que el lunes, cuando venza el plazo que el juez tiene para resolver los pedidos de excarcelación extraordinaria presentados por las defensas, apelará en caso que se les conceda la libertad a alguno o a los tres aún detenidos.

El abogado Martín Bernat también confirmó que al igual que los otros defensores planteará al magistrado una resolución urgente del cese de prisión preventiva que para los tres detenidos solicitarán esta tarde.

A la identificación de ADN sobre los hisopados y otras evidencias se suman otros dos peritajes que eran esperados con gran interés por las partes. El toxicológico dio negativo en todos los casos, lo que descarta que los acusados o la víctima hayan consumido drogas. Incluso cuando alguno de ellos admitió en su declaración que horas antes del hecho había fumado marihuana. Se explicaría por las casi diez horas que se tardó para cumplir con la toma de muestras de sangres, demora que le costó el cargo a quien era el jefe de la Policía Comunal de Miramar, subcomisario Andrés Caballero.

Tampoco surgieron novedades del análisis de los cuatro teléfonos celulares secuestrados a los acusados. Se analizó contenido de memoria interna y externa y no apareció ningún dato –mensaje, foto o video- que pudiera ser de interés para la causa.

Las defensas remarcan que esta serie de resultados demostrarían que las versiones que dieron los acusados revelan lo ocurrido aquella madrugada. Insisten que quienes mantuvieron relaciones con la menor lo hicieron con consentimiento de ella y cuestionan la investigación en la que los cinco involucrados continúan procesados por abuso sexual con acceso carnal agravado.

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.