Violencia: robaron a los voluntarios que preparaban comidas en un barrio humilde

Luego del robo, los voluntarios siguieron con la preparación de comidas para los vecinos del barrio Buenaventura
Luego del robo, los voluntarios siguieron con la preparación de comidas para los vecinos del barrio Buenaventura
Belisario Sangiorgio
(0)
8 de agosto de 2020  • 17:04

En la noche del pasado viernes, mientras una decena de vecinos cortaban verduras y alistaban una olla popular en el barrio Buenaventura, del partido bonaerense de Berazategui, dos jóvenes delincuentes entraron empuñando sus pistolas en el comedor comunitario de la asociación civil "Juntos a la par". Este atraco se enmarca en una cadena de hechos delictivos de creciente violencia registrada durante el aislamiento social obligatorio ordenado por las autoridades gubernamentales ante el avance del coronavirus en la provincia de Buenos Aires.

En un principio, los voluntarios que cocinaban en el lugar pensaron que se trataba de una broma, porque resultaba evidente que allí no había dinero. Fue en ese momento y en medio de la confusión inicial que uno de los ladrones -muy violento, según los testigos- le apuntó a un vecino llamado José Luis y disparó, aunque el proyectil, por suerte, no salió. Sus compañeros no quisieron tentar nuevamente al destino. "Estábamos cocinando y entraron dos delincuentes, armados. No podemos creer que hayan entrado a una olla popular para robar", comentó María Alejandra Villafañe, referente de esa asociación vecinal y testigo del asalto.

"Me pedían la plata, mientras me apuntaban en el pecho con una pistola. Y yo me reí, porque no tenemos ni un peso", relató una testigo
"Me pedían la plata, mientras me apuntaban en el pecho con una pistola. Y yo me reí, porque no tenemos ni un peso", relató una testigo

"Golpearon a otra persona con la pistola, nos hicieron tirar al piso. Se llevaron los celulares. Agarraron todo lo que podían. Estamos en este barrio hace 25 años y es la primera vez que nos pasa algo así. En nuestra vereda hay una plaza hamacas y pasamanos, y durante el asalto estaban todos los niños jugando ahí", agregó María Alejandra. Y recordó que detrás de los asaltantes, también salieron corriendo los voluntarios de la asociación, para proteger a los pequeños que jugaban en la puerta del lugar.

En ese momento se desencadenó una segunda situación muy grave. Alertados por sus padres, los niños se tiraron todos al piso y los delincuentes comenzaron a amenazar nuevamente con sus armas, mientras le robaban a un vecino una VW Suran para poder fugarse. María Alejandra, dijo: "Me pedían la plata, mientras me apuntaban en el pecho con una pistola. Y yo me reí, porque no tenemos ni un peso".

El comedor asaltado funciona hace 25 años en Berazategui
El comedor asaltado funciona hace 25 años en Berazategui

Y recordó: "Todo lo que hay en el comedor proviene de donaciones. El robo fue a las 18 y a las 20 los vecinos venían a buscar sus viandas de comida. Tuvimos que seguir cocinando después de todo eso, con el llanto de los nenes de fondo. La comida salió un poco sin gusto por los nervios. Pero tenemos que seguir, porque hay necesidades".

Ese comedor funciona en la avenida Vergara al 2200 y forma parte de una red de ollas populares y asistencia educativa que se extienden por toda la zona oeste de Berazategui, integrada con una comparsa barrial de más de 150 personas.

El parque ubicado frente al comedor comunitario, por donde se escaparon los ladrones.
El parque ubicado frente al comedor comunitario, por donde se escaparon los ladrones.

"Hay muchas necesidades en el barrio. Me indignó que hayan entrado a robar. Nosotros damos de comer a los vecinos", dijo uno de los voluntarios que colabora en ese comedor. Y señaló que quienes quieran sumar su ayuda pueden comunicarse con el teléfono fijo de la asociación civil, 5431-4152.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.