Afecta a 28.000 alumnos la toma de 29 escuelas porteñas

Ayer se sumaron a la protesta más alumnos de colegios con orientación técnica, normal y comercial, que exigen participar de la actualización de los planes de estudio en el nivel secundario
Lucía Marroquín
(0)
26 de septiembre de 2012  

Ayer llegó a 28.000 el número de alumnos afectados por las tomas en 29 escuelas secundarias, que comenzaron la semana pasada en la ciudad de Buenos Aires. El reclamo es por los cambios curriculares que se aplicarán entre 2013 y 2014.

Los primeros alumnos en tomar la medida fueron los de las escuelas Falcone, Fader, Ing. Latzina y de Jardinería Hicken. Ayer por la mañana se habían sumado el normal Mariano Acosta, la técnica Cornelio Saavedra y el comercial N° 30. Anoche fue tomada la Escuela Técnica Nº 37 Hogar Naval Stella Maris y debían definir medidas otras dos (las técnicas Huergo y Plumerillo). Once de las escuelas tomadas son técnicas y el resto, de otras orientaciones.

El principal motivo de las tomas en las escuelas técnicas es la disconformidad de los alumnos con la revisión de los planes de estudio –por ahora 8 de unos 20– que realiza el Ministerio de Educación porteño para homologarlos en el Instituto Nacional de Educación Técnica. Según ellos, el cambio implica la reducción de la cantidad de horas de materias específicas.

"He tenido diálogo permanentemente con el canal que corresponde, los directivos y supervisores", afirmó ayer el ministro de Educación porteño, Esteban Bullrich.

"La idea es que los alumnos de la ciudad tengan las mismas competencias que un estudiante de Formosa o de la provincia de Buenos Aires", dijo a LA NACION Graciela Uequín, supervisora distrital de Educación Técnica del Ministerio. "Para la homologación se pide un mínimo de horas de formación general y de materias técnicas específicas –explicó–. Para que no sean planes imposibles de cursar, se ajustaron las cantidades de horas, pero la merma en lo técnico, según información oficial, no supera el 2,5%."

Tomás Viscovich, del Centro de Estudiantes de la Escuela Técnica N° 35 Ing. Eduardo Latzina, afirmó que los estudiantes todavía esperan que se dé marcha atrás con la actualización de los planes. "Vamos a seguir con las tomas y cuando sumemos un piso considerable de adhesión vamos a evaluar si seguimos con un corte zonal o una marcha."

En estas tomas se sumaron escuelas que no tenían antecedentes de participación política o que no son técnicas, pero se solidarizaron con la medida. La Escuela de Comercio N° 30 Dr. E. Gascón ayer organizó una toma por primera vez. Micaela González cursa allí quinto año y contó: "Cuando les dije a mis papás que iba a tomar el colegio, fue muy fuerte. Pero les expliqué la situación y me felicitaron porque no nos quedamos de brazos cruzados".

El centro de estudiantes de su escuela no estaba organizado, pero los alumnos se movilizaron a raíz de las tomas de los últimos días: "Nos informamos y tuvimos el apoyo de muchos profesores. El cambio nos afecta también a nosotros, porque nos sacan materias y nos cambian el título. Baja el nivel y se pierden muchos contenidos".

Lucas Pasarín tiene 15 años y cursa tercer año en la Escuela Normal Mariano Acosta, que fue tomada ayer en solidaridad con los estudiantes de escuelas técnicas. "Sentimos que atacan a la comunidad educativa –dijo–. Lo que queremos es participar del cambio curricular."

A raíz de las medidas adoptadas por los estudiantes, el Ministerio de Educación porteño dirigió el jueves pasado una carta a la comunidad educativa en la que convoca a jornadas de participación y diálogo a autoridades, docentes y alumnos.

Los estudiantes insisten en que su participación en el proceso de actualización de los planes es muy acotada, mientras desde el Ministerio se afirma que el diálogo ha sido suficiente. "El Ministerio quiere aceitar la comunicación con los alumnos, limitando su participación a los estamentos que les corresponden –aclaró Uequí–. Los chicos tienen derecho de conocer cómo se toman las decisiones, pero no están en condiciones de tomarlas ellos."

Del editor: por qué es importante.

Conflictividad y tomas recurrentes. La que sufre es la educación pública que, con menos días de clase, se aleja de la calidad deseada.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.