Angela Merkel revolucionó una parrilla de Palermo