En el Año Internacional de la Enfermería, los profesionales del sector ocupan un rol clave en la pandemia del COVID-19. Readecuar los programas de capacitación y actualización permanentemente, forman parte de los nuevos desafíos en el área de la salud.
En el Año Internacional de la Enfermería, los profesionales del sector ocupan un rol clave en la pandemia del COVID-19. Readecuar los programas de capacitación y actualización permanentemente, forman parte de los nuevos desafíos en el área de la salud.
(0)
12 de mayo de 2020  • 09:21

Cuando aún no había ningún indicio de la aparición de una pandemia, capaz de desbordar en pocas semanas los sistemas de salud de gran parte del planeta, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ya había designado al 2020 como el Año Internacional de la Enfermería, consciente de la importancia del rol de los enfermeros en la atención sanitaria.

La OMS los considera como la columna vertebral de los servicios de salud y estima que para el 2030 el mundo necesitará nueve millones más de enfermeros, por lo que resulta primordial incentivar a nuevas generaciones al estudio de esta carrera y, a la vez, actualizar permanentemente la capacitación para afrontar los nuevos desafíos que se presentan en el sector de la salud.

En este marco, Pan American Energy (PAE) - principal empresa privada del sector energético en Argentina y la región- junto con la Facultad de Ciencias Biomédicas de la Universidad Austral desarrollan un Programa de Capacitación de Enfermeros que tuvo su puntapié inicial en las provincias de Neuquén y Salta. Este programa forma parte de la estrategia de Sustentabilidad de PAE para acompañar el desarrollo de las comunidades de las zonas donde tiene sus operaciones.

El Programa de Capacitación de Enfermeros busca contribuir a la mejora continua de los servicios de salud y cuidados seguros para los pacientes. Mediante el plan de formación, el personal de salud adquiere conocimientos, habilidades y aptitudes que les permiten reconocer los riesgos latentes en su realidad profesional, aplicar mejoras concretas y desarrollar prácticas que hagan más segura la atención en salud. A lo largo de nueve años se han capacitado a través de este programa a 2.600 enfermeros.

"Entendemos que el enfermero tiene un rol clave en el sistema de salud porque conoce la comunidad en la que trabaja, por eso, nos propusimos diseñar un programa para empoderarlo en su rol", afirma Agustina Zenarruza, gerente de Sustentabilidad de PAE.

RSE en tiempos de COVID-19

La irrupción del COVID-19 alcanzó al mundo entero y el aislamiento social transformó las relaciones sociales en todos los ámbitos, poniendo en evidencia más que nunca al sistema de salud y el importante rol de la enfermería, fundamental en el trabajo que realiza junto con los médicos en la atención diaria y permanente de pacientes con el virus.

En este complejo contexto, PAE dio continuidad a sus programas de sustentabilidad - dirigidos a las comunidades donde tiene operaciones-, readecuándolos y focalizándolos en el marco de la pandemia, trabajando articuladamente con las autoridades nacionales, provinciales y municipales.

"La implementación y reconversión del programa es un claro ejemplo de que el trabajo articulado entre el sector privado, público y académico permite generar iniciativas transformadoras y con impacto concreto en la sociedad; en este caso, contribuyendo a mejorar el cuidado de la salud de las personas, familias y comunidad, quienes son las que reciben el cuidado integral de Enfermería", sostiene la especialista María Margarita Rabhansl, Directora de Posgrado de la Escuela de Enfermería de la Universidad Austral.

El Programa de Capacitación de Enfermeros continúa trabajando a través de plataformas digitales, reformulando los contenidos para hacer foco en la formación necesaria para la atención a pacientes con COVID-19, capacitando en: prevención, control y recepción del paciente; disposición operativa del centro de salud y uso de elementos de protección personal; limpieza, esterilización y traslado de muestras; atención en la guardia y métodos de traslado e internación.

Con la misma mirada, fue reconvertido el Programa de Control de Infecciones de Adquisición Hospitalaria para acompañar, en Chubut y Neuquén, en la formación de profesionales de la salud de la primera línea en la atención. Dentro de los principales puntos, se trabajó en: la correcta utilización de elementos de protección personal y su posterior descarte, manejo de muestras microbiológicas, realización de hisopados, altas de pacientes positivos, y aislamiento del personal médico para casos positivos.

En el marco de la pandemia, PAE trabajó junto a las autoridades de Salud municipales y provinciales de las provincias de Chubut, Santa Cruz, Neuquén, Salta y Buenos Aires, contribuyendo en el armado de hospitales de campaña y donando instrumental de detección del COVID-19, equipamiento para el control de la temperatura, equipos de análisis bacteriológico e insumos como alcohol en gel, mamelucos, guantes y barbijos.

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.