Antiespasmódicos vs. analgésicos: qué tomar cuando nos duele la panza