Cómo actuar ante la desaparición de una persona

Mitos y verdades de lo que pueden hacer los familiares para agilizar la búsqueda; Juan Carr recomienda "hacer un escándalo"
Sol Amaya
(0)
18 de junio de 2014  • 02:26

No hay que esperar ni una ni 48 horas para hacer la denuncia. Ese es el primer mito a derribar ante la desaparición de una persona. Tanto por las vías oficiales como por medios más "informales", es necesario activar la búsqueda lo antes posible.

"Las acciones que se realizan en las primeras horas son fundamentales en la investigación", explican desde la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas (Protex), que depende del Ministerio Público Fiscal (MPF).

No importa si la persona ya desapareció y volvió en otras oportunidades. Ante la primera sospecha de que un ser querido puede estar en problemas hay que entrar en acción.

La denuncia

El primer paso es hacer la denuncia. Esto puede realizarse en la comisaría, en la fiscalía y en el juzgado.

Desde el MPF elaboraron una guía práctica para la búsqueda de personas en la que indican que es importante que la denuncia sea caratulada como "medida de protección" y no como "fuga de hogar" ni "averiguación de paradero". Además, suman otros tres lugares para denunciar:

  • La Protex: dirección: 25 de mayo 179, piso 3. Teléfono: (011) 4331-2158. E-Mail: ufase@mpf.gob.ar
  • La División de Búsqueda de Personas de la Policía Federal: dirección: Madariaga 6976. Teléfono: (011)4370-5903.
  • La Línea gratuita #145, todos los días, las 24 horas.

Si la persona desaparecida es una niña, niño, adolescente, una persona con discapacidad o un adulto mayor, se puede denunciar en el Registro Nacional de Información de Personas Menores Extraviadas del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación a través de las líneas telefónicas gratuitas #142 y 0800 122 2442.

¿Qué información hay que aportar?

Por supuesto que el punto de partida es la descripción física de la persona desaparecida (aspecto, edad, la ropa que vestía) y la fecha y lugar en que se la vio por última vez. Es importante aportar a la policía y los representantes de la justicia la foto más reciente que se tenga de la persona que se busca.

El MPF también recomienda informar sobre los vínculos cercanos de la víctima, su rutina, si tiene tarjetas de crédito, si usa tarjetas de transporte como la SUBE y todo aquello que permita hacer un seguimiento de sus posibles movimientos.

Luego de hacer la denuncia hay que leerla antes de firmarla y reclamar una copia. "Si la Policía Federal o cualquier otra fuerza de seguridad no toma la denuncia, comunicarse al 0800-555-5065 de Consultas y Denuncias del Ministerio de Seguridad de la Nación", indican desde el MPF.

"Hacer un escándalo"

"Para volver del ridículo, para arrepentirse, hay tiempo: ante la desaparición de un ser querido lo primero que hay que hacer es un escándalo", recomienda Juan Carr, fundador de la Red Solidaria, un hombre que ha colaborado en la búsqueda de miles de personas desaparecidas.

"No hay razones para detenerse en estos casos. Si nos equivocamos, después se verá. Pero ante la duda sobre el paradero de una persona siempre hay que ponerse en acción urgentemente", dice Carr.

Además de las vías de denuncia oficiales, Carr recomienda que se activen al menos otros dos canales informales. Una de ellas es armar una red dentro del ámbito de la persona desaparecida. "Puede ser el club, el grupo de boy scouts, la fábrica donde trabaja, el templo, la parroquia. Cualquiera de los ambientes más frecuentados por la persona a la que buscamos", explica Carr.

El otro canal son las redes sociales. "Twitter, Facebook, Instagram, cualquiera de estas redes puede ayudar a encontrar a nuestro ser querido", dice Carr, y cita el caso de la nena secuestrada en Corrientes y luego abandonada por sus captores en un barrio marginal. "Una señora comenzó a preguntar a los vecinos si alguien conocía a la nena, y una adolescente dijo que había visto su foto en Facebook. Eso es fantástico", indica el fundador de Red Solidaria.

Las cifras son alentadoras: según la experiencia de Carr, el 90 por ciento de los menores desaparecidos son encontrados al poco tiempo. En el caso de los adultos y jóvenes, el porcentaje es del 70 por ciento. "Cuánto más rápido se active la búsqueda, más esperanzador es el resultado", asegura Carr.

Y concluye: "Si le ponés garra, hay una gran posibilidad de recuperar a esa persona que desapareció".

La Guía del MPF

Por: Sol Amaya

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.