Suscriptor digital

Cómo es ser madre en Italia

Candelaria Palacios
Casalecchio di Reno, un pueblo cercano a la ciudad de Bolonia
Casalecchio di Reno, un pueblo cercano a la ciudad de Bolonia Crédito: Wikipedia
(0)
19 de agosto de 2016  • 00:00

Después de analizar la maternidad en Finlandia y México, esta vez nos vamos para Italia. Hablé con Sara Vecchio, una madre primeriza que vive en Casalecchio di Reno, un pueblo a diez minutos en colectivo de Bologna, en Italia. Tiene 35 años y una hija de 9 meses, Erica. Sara trabaja en una fábrica de insumos médicos y a continuación nos cuenta un poco cómo es ser mamá en su pueblo y en su país en general.

¿Cómo son las condiciones climáticas en la region de Bologna a lo largo del año? ¿Cómo se ven afectadas tus actividades con Erica?

Nieva casi todos los años en invierno; de hecho, algunos años nieva tanto que las calles quedan bloqueadas quizás algún día. Este invierno, sin embargo, no hubo nieve (fue el primer invierno de Erica) y solamente unas pocas semanas de mucho frío, por lo que pude salir muchísimo igual, con la bebita envuelta alrededor mío. No creo que la nieve sea un impedimento en general, me preocupan más los meses de verano, que son realmente calurosos por acá, y el sol es muy fuerte, tengo que ponerle mucho protector solar. En días de tanto calor, termino saliendo con Erica solo antes de las 10 de la mañana y después de las 7 de la tarde.

Por suerte tenemos muy lindas bibliotecas públicas (una acá en Casalecchio y otra más grande en Bologna) con secciones especiales para chicos de menos de 3 años, donde ellos pueden jugar, leer o simplemente descansar protegidos del clima.

¿Cuánta licencia por maternidad tuviste al nacer tu hija? ¿Qué otros beneficios tienen las madres italianas al dar a luz?

La licencia paga para todas las madres es de 5 meses y se puede empezar hasta 60 días antes de la fecha de parto, pero también puede ser pospuesta hasta 30 días antes del parto, si la madre lo desea y el médico considera que puede seguir trabajando. Yo la pospuse lo máximo que pude para tener más días con mi bebé después de su nacimiento y, como Erica nació una semana antes, pude disfrutarla durante 4 meses y una semana antes de terminar mi licencia.

Esta licencia de 5 meses se paga como un 80% del salario de cada mujer. Después de ese período, se puede pedir una licencia opcional, en la que solo se paga un 30% del sueldo por los primeros 6 meses y nada si se deciden agregar hasta 4 meses más. Esta licencia opcional puede ser tomada por el padre o por la madre y puede ir usándose en distintos momentos, hasta que el niño cumple 12 años. También la madre tiene una hora menos de trabajo cada 4 horas por lactancia, así que como yo trabajaba 8 horas, ahora estoy yendo 6 y vuelvo a casa a las 3 en lugar de a las 5 de la tarde.

Además, las madres tienen 30 días por año para tomarse por enfermedad del niño, pero no son pagos y, dependiendo del nivel de ingresos de tu familia, el estado provee una ayuda económica de entre 140 y 160 euros por mes y algunas deducciones de los impuestos.

La ciudad de Bolonia, a 10 minutos en colectivo de Casalecchio di Reno
La ciudad de Bolonia, a 10 minutos en colectivo de Casalecchio di Reno Crédito: Pixabay

¿Cómo suelen pasar las vacaciones las familias italianas? ¿Cuánto tiempo tienen?

Yo tengo 30 días de vacaciones al año, pero dependiendo de tu trabajo o de tu puesto podés tenér entre 20 y 40 días al año. Las familias italianas por lo general pasan sus vacaciones con sus parientes, si viven lejos, o se van a zonas de playa o montaña si ya viven cerca de ellos. Nosotros tenemos la suerte de que los padres de mi marido viven en una zona montañosa y mis abuelos viven cerca del mar, así que podemos visitarlos y disfrutar a la vez de lugares increíbles.

¿A dónde suelen ir los niños al jardín? ¿La mayoría de las familias elige escuelas públicas o privadas?

La mayor parte de las familias elige escuelas públicas cuando las hay disponibles. En los pequeños pueblos, donde todo el mundo es más cercano, se acostumbra mandar a los chicos al jardín recién a los 3 años. En las ciudades, en cambio, es más común que se mande a los chicos a la guardería o jardín ni bien la madre se reincorpora al trabajo, porque la gente no suele tener quién se los cuide. Pero de todas maneras, hay mucha gente que contrata una niñera o babysitter para que sus hijos no estén en contacto con tantas pestes de tan chiquitos en el jardín.

Lo malo es que las guarderías que son públicas solamente aceptan bebés a partir de los 8 meses de edad (en algunas ciudades, recién al año) y sólo en septiembre. Así que para las madres que vuelven a su trabajo en otro momento del año o cuando el bebé es mucho más chico (recuerden que con la licencia nuestra, la mayoría tiene que regresar cuando el bebé tiene 4 meses o menos), la única opción es mandarlos a una institución privada.

Por suerte, en mi región los jardines maternales son muy modernos y bien preparados. El jardín al que mandamos a Erica está organizado para que los bebés puedan seguir tomando leche materna (que yo me extraía en el trabajo durante la hora de almuerzo), es muy limpio, tiene espacios verdes y ofrece muchísimas actividades (yoga, inglés, pintura...). Erica disfruta mucho allí.

Crédito: Pixabay

¿Hay muchos espacios públicos en la zona en donde vivís? ¿Cuáles son tus actividades preferidas para hacer con Erica cuando salen?

Tenemos muchos espacios verdes cerca de mi casa: solamente en Casalecchio di Reno hay tres parques, uno que incluso abarca un sitio de Patrimonio de la Humanidad (la Chiusa di Casalecchio) y hay varios más en Bologna.

También hay zonas de cerros muy lindos en mi pueblo para salir a caminar. Como Erica por ahora recién gatea, nos limitamos a estar tranquilas sobre el pasto. También fuimos a la piscina pública local un par de veces (a ella le encanta el agua) o a las hamacas en la plaza.

La comida italiana es muy popular en Argentina y en el mundo. ¿En tu casa suelen cocinar ustedes mayormente? ¿Qué es lo que más te gusta darle a Erica?

Todavía estoy en proceso de destete con Erica, solamente come comida al mediodía y algún snack a la tarde, ¡todavía ni siquiera tiene dientes! Igualmente, le cocinamos casi siempre nosotros en casa y tratamos de darle lo mismo que comemos nosotros, pero procesado o pisado, sin sal, pimienta ni grasas agregadas. Ya probó la pasta y hasta mordisqueó un poco de pizza margherita (eso no lo procesamos; ¡es un pecado procesar una pizza!). Por ahora lo que más le gusta es la pasta con arvejas (típico del sur de Italia, de donde son mis padres), el pesto (casero, por supuesto), la ricotta de cabra y varios tipos de pescado. Como snack, lo que más le gusta es el yogur. Pero le doy bastantes cosas de probar: hasta hummus y nabos.

¿Las familias italianas son tan cercanas como las argentinas? ¿Suelen reunirse los fines de semana entre los parientes? ¿Y se involucran en la crianza de los más chicos?

Sí, los italianos somos muy familieros. Los que viven en la misma ciudad que sus parientes se suelen juntar los fines de semana y también entre semana. Los abuelos suelen involucrarse mucho en el cuidado de sus nietos.

En nuestro caso, nuestros parientes están más lejos: la mayor parte de mi familia está en Calabria (a 8 horas en tren), mis papás viven en Roma (a 2 horas en tren) y la familia de mi marido, en Abruzzo (4 horas en tren, más un camino en auto con muchas curvas de otra hora más). Vamos a cada uno de esos lugares aproximadamente dos veces al año, pero ahora que nació Erica, estamos recibiendo mucho visitas de sus abuelos, al menos una vez al mes. En las vacaciones de verano, los abuelos se turnan para cuidar a Erica mientras trabajamos, ya que el jardín está cerrado.

Sara y Erica (a la derecha), junto a otras madres y bebés del curso preparto
Sara y Erica (a la derecha), junto a otras madres y bebés del curso preparto Crédito: Sara Vecchio

¿Qué es lo mejor de ser madre en Italia? ¿Y hay algo que no te guste?

Pienso que ser madre es muy lindo, más allá del país donde uno viva. Algo para destacar de Italia es la posibilidad de volver a incorporarse al trabajo gradualmente, ya que veo que en algunos países tienen mucha más licencia, pero después no hay tanta ayuda para que las mujeres retomen sus carreras.

Lo negativo creo que es que la licencia paga debería durar al menos hasta los 6 meses del bebé, que es el tiempo que la OMS recomienda como período de lactancia exclusiva. Y con respecto a los jardines maternales públicos, también creo que se debería corregir el momento de ingreso de los niños, deberían poder entrar a cualquier edad y en cualquier momento del año, para que las madres no tengamos que hacer tantos malabares ni gastar tanto en niñeras o instituciones privadas.

Igualmente, sé que soy una afortunada, ya que en otros países (como Estados Unidos) hay muchos menos beneficios para las madres. Estoy feliz de ser una madre italiana.

Si te interesa participar de la sección para dar tu testimonio de maternidad en otro país, escribinos a ahoraentiendoamimama@gmail.com y danos tu nombre, apellido, edad, país en donde vivís, cantidad de hijos y sus edades.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?